Una multitudinaria manifestación reclama en Vitoria justicia para las víctimas del 3 de marzo

Comparte este artículo:

Partidos y sindicatos recuerdan por separado a los trabajadores muertos el 3 de marzo de 1976

Miles de personas han secundado esta tarde en Vitoria una manifestación convocada con motivo del 42 aniversario de la muerte de cinco obreros por disparos de la Policía el 3 de marzo de 1976 en la que se ha exigido justicia y reparación para las víctimas y que estos asesinatos no queden impunes.

El 3 de marzo de 1976 miles de trabajadores de varias empresas de Vitoria que llevaban meses en huelga participaban en una asamblea de trabajadores en la iglesia de San Francisco del barrio de Zaramaga de Vitoria que la Policía disolvió a tiros y que terminó con más de un centenar de heridos y cinco trabajadores muertos: Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo y Bienvenido Pereda.

Hoy, 42 años después de la matanza, una manifestación convocada por los sindicatos ELA, LAB, ESK y Steilas y por la Asociación del 3 de Marzo ha partido sobre las siete de la tarde desde el barrio de Zaramaga, después de celebrarse un homenaje a los obreros muertos junto al monolito erigido en su recuerdo.

En la marcha se ha cedido a los colectivos de mujeres de Vitoria el protagonismo, como una muestra de apoyo a las movilizaciones convocadas por el movimiento feminista el 8 de marzo.

Por primera vez la pancarta que encabezaba la marcha no ha ido firmada por la Asociación del 3 de Marzo ni por los sindicatos convocantes y ha sido portada por mujeres integrantes de organizaciones sindicales y movimientos sociales, tras la cual se han exhibido carteles con las fotos de los muertos.

Este aniversario de la masacre coincide con la intención de la Asociación 3 de Marzo de acudir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo después de agotarse la vía judicial en España para que se abriera una causa contra los responsables de la masacre por presuntos delitos de genocidio o de lesa humanidad.

Dos juzgados archivaron las denuncias en este sentido que presentaron la Diputación de Álava y las Juntas Generales de este territorio, por una parte, y el Ayuntamiento de Vitoria por otra, con el argumento de que esos delitos no estaban contemplados en la legislación vigente en 1976.

Posteriormente el Tribunal Constitucional rechazó admitir a trámite un recurso de amparo presentado por las Juntas Generales contra el archivo de la causa penal.

También la Asociación del 3 de Marzo, con motivo del aniversario de la matanza, ha pedido a las instituciones vascas que se desmarquen de proyectos como el del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo que se construye en la capital alavesa a iniciativa del Gobierno al considerarlo “excluyente” hacia determinadas víctimas.

Reclaman una política pública que reconozca por igual a todas las víctimas de cualquier tipo de vulneración de los derechos humanos.

En este sentido, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha anunciado que pedirá al Gobierno central que el Centro Memorial incluya a las víctimas del 3 de marzo porque deben tener el mismo trato y reconocimiento que las del terrorismo.

Por la mañana, EH Bildu, Podemos y PSE-EE y varios sindicatos han rendido hoy, por separado, homenajes a los cinco trabajadores fallecidos en Vitoria en una carga policial el 3 de marzo de 1976 y han colocado sus respectivas ofrendas florales en el monolito que recuerda a las víctimas de esta matanza.

Hoy se cumple el 42 aniversario de la disolución por parte de la Policía de una asamblea de trabajadores en la iglesia de San Francisco del barrio de Zaramaga de la capital alavesa que terminó con más de un centenar de heridos y cinco muertos a tiros: Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo y Bienvenido Pereda.

En la manifestación convocada para esta tarde por la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo y los sindicatos ELA, ESK, LAB y Steilas se ha cedido la cabecera de la marcha a colectivos de mujeres como un guiño de apoyo a las movilizaciones convocadas por el movimiento feminista el 8 de marzo.

Además, en este aniversario la Asociación 3 de Marzo, una vez agotada la vía judicial en España dado que varios tribunales han archivado las denuncias interpuestas por presuntos delitos de genocidio o de lesa humanidad al estimar que han prescrito porque no estaban contemplados en la legislación vigente en 1976, está estudiando la manera de acudir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Para ello cuenta con el apoyo de la Diputación del Álava, las Juntas Generales del territorio y el Ayuntamiento de Vitoria.

Durante la mañana se han sucedido los diferentes actos de homenaje en la plaza 3 de marzo del barrio de Zaramaga, donde está instalado un monolito que recuerda a las víctimas.

En el convocado por EH Bildu, en el que han participado familiares de los obreros fallecidos, la portavoz de la coalición en el Ayuntamiento de Vitoria y parlamentaria vasca, Miren Larrion, ha reclamado verdad, justicia y reparación para las víctimas, algo que, según ha lamentado, 42 años después aún no se ha producido.

La dirigente de EH Bildu ha señalado que el 3 de marzo de 1976 enseñó la necesidad de combatir el “neoliberalismo depredador”, lo que hoy en día sigue todavía vigente y también ha expresado su apoyo a las movilizaciones feministas del 8 de marzo.

También la secretaria general de los socialistas alaveses, Cristina González, acompañada de varias personas que participaron el día de la matanza en la asamblea, ha depositado en otro acto un ramo de flores junto al monolito. González ha señalado que las víctimas del 3 de marzo perdieron su vida por defender los derechos de los trabajadores y ha aprovechado la ocasión para exigir la derogación de la reforma laboral y la recuperación del poder adquisitivo de los pensionistas.

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, a través de las redes sociales, ha dicho que estas víctimas merecen memoria y reconocimiento. “Mi recuerdo para todos los que vivieron aquella jornada trágica hace 42 años por defender la democracia y las libertades”, ha señalado.

Podemos, en Twitter, ha recordado a los cinco asesinados “por luchar por los derechos laborales” y ha reclamado justicia, verdad y reparación.

También los sindicatos LAB, UGT y CCOO han homenajeado en el mismo lugar a las víctimas, aunque al igual que ha ocurrido con EH Bildu y PSE, han celebrado cada uno su propio acto.

Por su parte, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, en las redes sociales, ha subrayado que todas las víctimas merecen igualdad de trato, justicia y reparación. “Seguiremos trabajando para conseguir este objetivo. Hay que poner fin a 42 años de injusticia”, ha concluido.

Comparte este artículo: