La Junta impone sin acuerdo los servicios mínimos de la huelga de 24h el 8M

Comparte este artículo:

La Junta de Castilla y León finalmente ha impuesto los servicios mínimos para la huelga general de 24 horas convocada para el próximo 8 de marzo. Así lo han denunciado las organizaciones convocantes del paro total (los sindicatos mayoritarios solo han convocado paros de dos horas por turno) CGT, CNT y STECyL-i después de haber mantenido el pasado día 26 una infructuosa reunión con la Junta de Castilla y León.

El primer punto de la negociación versó sobre servicios sociales y recursos humanos. “Siendo uno de los principales ejes de la huelga el reconocimiento de los cuidados por ser uno de los sectores más precarizados y feminizados, la Junta quiso imponer unos servicios mínimos desorbitados para el personal de servicios para ‘mantener la limpieza y el orden’. Resulta paradójico que hablen de ‘limpieza y orden’ quienes con recortes sociales merman la calidad de vida, sobre todo de las personas dependientes”, denuncia en un comunicado CNT.

A mayores, en otros ámbitos como los transportes del 112, “a pesar de denuncias de anteriores huelgas por la aplicación de un 120% de los servicios mínimos, la Junta no ha accedido a una reducción del 80%”.

CNT Valladolid denuncia “la falta de escrúpulos por parte de la Junta por empeorar y desmantelar los servicios sociales mientras invoca su protección para intentar imponer unos servicios mínimos abusivos”. En este sentido, según el sindicato, “resulta revelador que la Junta no pueda acordar servicios mínimos en muchos de sus servicios, que se prestan a través de subcontratas privadas que se lucran de las necesidades de la población y que en la práctica son empresas independientes”.

En cuanto a la Educación se refiere, CNT Valladolid defendió ante la Junta “la incongruencia de pedir servicios mínimos al profesorado y valoró reducir a lo imprescindible el resto de los servicios, pero no se alcanzó ningún acuerdo”. También solicitó que ese día “no se permita la realización de exámenes, para no limitar ni coaccionar el derecho de huelga de los y las estudiantes, propuesta que la Junta se comprometió a valorar”.

“Debemos indicar que la Junta parece desconocer, ni más ni menos, si tiene competencia o no a la hora de negociar los servicios mínimos de las universidades públicas”, hace constar el sindicato.

Respecto a la Sanidad, CNT Valladolid planteó de nuevo que “lo que no se considere vital debería prescindir de los servicios mínimos”, por lo que solicitó la eliminación de servicios mínimos de hostelería, seguridad privada, telefonía, informática, y administración, y un 50% en limpieza  de hospitales y centros de salud, reconociendo de vital importancia el servicio de limpieza y mantenimiento de quirófanos, UVIs y unidades críticas; tampoco se alcanzó ningún acuerdo.

Pese a todo, en la negociación CNT constata dos avances: Por un lado la eliminación del Servicio de Información de los Servicios Centrales y Periféricos de todas las delegaciones territoriales y, por otro, que se reduce a una persona el personal de servicios para control horario y seguimiento de la huelga en todos los servicios centrales y periféricos.

Comparte este artículo: