Los lujosos regalos al excomisario de Barajas que complican su futuro judicial.

Comparte este artículo:

 

El lujoso tren de vida del comisario de Policía Carlos Salamanca no iba acorde con su salario. Coches de alta gama o relojes más caros que su sueldo de todo un año han sido el hilo del que han tirado los investigadores para poner encima de la mesa del juez de la Audiencia Nacional la comisión de un delito de cohecho.

Según ha podido saber La Vanguardia de fuentes jurídicas, la Fiscalía Anticorrupción ya tiene prácticamente cerrada una parte de la investigación de la Operación Tándem y ha solicitado al instructor Diego de Egea que abra una pieza separada por los presuntos pagos y regalos al comisario Salamanca, en prisión incondicional desde el pasado 5 de noviembre tras una operación dirigida por Anticorrupción y Asuntos Internos de la Policía

El aeropuerto como coladero

El principal investigado de esta causa es otro comisario, en su caso jubilado, José Villarejo, quien durante épocas ha manejado lo que se llama las ‘cloacas del Estado’. Ambos están siendo investigados por cobrar comisiones de terceros a cambio de hacer gestiones desde dentro de la Policía. Por ahora, los investigadores han conseguido atar la parte del cohecho que afecta a Salamanca, actualmente en la Comisaría de Extranjería, aunque sigue a su vez investigado en la pieza principal.

La Fiscalía tiene pruebas de que Salamanca, durante años el máximo responsable del aeropuerto de Barajas (Madrid), habría utilizado su puesto para dejar pasar a ciudadanos guineanos a cambio de grandes cantidades de dinero y regalos como coches de lujo, relojes, viajes o palcos de fútbol. La clave del asunto no es sólo que dejara pasar a ciudadanos sin los visados correspondientes sino que les evitaba que su equipaje pasara por aduanas, pudiendo introducir en España dinero de manea ilegal.

La sombra de la mafia china

Salamanca es un policía conocido en el ámbito judicial y político pero no era precisamente señalado por sus sospechosas actuaciones sino por sus buenas relaciones con ciertos jueces y políticos. Ya fue investigado en una ocasión por recibir regalos de la mafia china liderada por Gao Ping pero finalmente consiguió que desde la Audiencia Nacional se archivara la investigación.

Los hechos son muy similares pero en esta ocasión los regalos y las dávidas encontradas son mucho más elevados, existen más pruebas que le incriminan y se encuentra en prisión incondicional.

Según fuentes jurídicas, una vez que el magistrado acuerda la apertura de la pieza, Salamanca será citado a declarar por el cohecho investigado. Después de su interrogatorio y la práctica de alguna otra diligencia, esta pieza podría concluirse en un plazo breve tiempo y llevarlo a juicio mientras que la Policía sigue analizando el ingente volumen de documentación incautada en los domicilios y despachos de Villarejo para acreditar más delitos en la pieza principal.v

 

Comparte este artículo: