Zamora | Municipios con embalses y montañas, contra la despoblación

Comparte este artículo:

Presa sobre el río Bibey, en la alta Sanabria.

Presa sobre el río Bibey, en la alta Sanabria. Foto A. S.

La Federación Nacional de Asociaciones y Municipios afectados por centrales hidroeléctricas y embalses y la Asociación de Municipios de Montañas decidieron recientemente firmar un convenio de colaboración que tiene, entre otros objetivos, “defender los intereses de los municipios relativos a los intereses naturales, despoblación y situación socioeconómica de los habitantes de los pequeños y medianos municipios” integrados en las asociaciones que suscriben el acuerdo.

Ambas asociaciones se comprometen a llevar a cabo una serie de actividades en beneficio e interés mutuo relacionadas con una diversidad de materias. Entre ellas, “la situación legal para la suficiencia financiera de los pequeños municipios de ambas asociaciones a fin de dar cumplimiento al principio de autonomía local adecuada a los recursos de los municipios que les permita obtener financiación no gravosa para sus habitantes, sino que proceda de recursos naturales explotados por grandes empresas, del turismo regulado y atenciones de la Administración central, autonómica y Europea, acometiendo en su caso programas conjuntos en beneficio de los municipios afiliados”.

En lo tocante a “territorio y sostenibilidad” se apunta que se atenderá “a las necesidades reales de los habitantes, mediante una gestión municipal y cooperación institucional eficaces”. Otra materia será “la protección de los recursos naturales y económicos, en especial del agua, su uso regulado y concesiones, en organismos oficiales y particulares, y la regulación sostenible de producción hidroeléctrica en centrales y el retorno de beneficios en las zonas cedentes del agua constituidas por el territorio de las asociaciones”. También se comprometen a “proponer desarrollar y asumir políticas conjuntas para el mejor aprovechamiento de los tributos locales a las grandes empresas que aprovechan mediante grandes infraestructuras los recursos naturales”.

Asimismo “impulsarán el reconocimiento de las zonas de montaña y sus municipios que permita la adaptación de normativas y marcos legislativos para mejorar la gobernanza y el desarrollo económico de estas zonas”.

En otro punto se indica la intención de “cooperar con las diputaciones y los ayuntamientos en la implementación de herramientas que permitan mejorar la capacidad de acción de los actores territoriales” en lo lograr los objetivos, así como “establecer una mayor implicación de las políticas europeas en favor de las zonas de los municipios afiliados” a las citadas asociaciones.

El acuerdo contempla la constitución de una comisión mixta de trabajo, formada por ambas presidencias y tres vocales de cada asociación, con presidencia rotatoria por semestres, quienes por mayoría de dos tercios elegirán un secretario.

La Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con centrales hidroeléctricas y embalses fue constituida en 1995, y la Asociación Española de Municipios de Montaña en 2013.

La Federación de Municipios con centrales y embalses tiene entre sus fines “el fomento y defensa de los intereses de los municipios y en particular en todos los aspectos relacionados con las instalaciones de producción hidroeléctrica y embalses, la problemática suscitada por el establecimiento en su territorio de tales instalaciones, la defensa de la legalidad vigente y del ejercicio de la autoridad municipal respecto de las empresas explotadoras de dichas instalaciones”. Igualmente, tiene el fin de promover toda clase de acciones políticas, administrativas y jurisdiccionales, tendentes al ejercicio de la cautela de la actividad municipal”.

Comparte este artículo: