La Eurocámara pregunta a Guindos por los “sobres del PP” y éste dice que no está afiliado

Comparte este artículo:

Hace dos semanas, la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo dio un duro varapalo a la candidatura de Luis de Guindos a la vicepresidencia del Banco Central Europeo, al apoyar a su contrincante irlandés, Philip Lane. Lo hizo gracias a una mayoría constituida por socialistas, verdes e izquierda, muy críticos con la candidatura del ministro, y la ausencia de los conservadores. Esa mayoría podría no repetirse esta vez y Guindos salir victorioso a pesar de las críticas, tras el examen en el que Luis de Guindos se ha defendido sin problemas, con muchas cuestiones técnicas y menos ataques políticos de los esperados, en inglés, francés y castellano.

“Espero que la opinión del Parlamento acabe siendo positiva porque para mí es especialmente relevante”, ha afirmado Luis de Guindos a la salida de su comparecencia ante los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara. Una comparecencia mucho menos difícil de lo esperado, en la que han destacado más preguntas técnicas que críticas a su candidatura, a no ser pos la cuestión de la independencia de la institución. Los juicios más feroces han venido, tal y como se esperaba, por parte de los representantes españoles de la Izquierda Unitaria y los Verdes que se oponen firmemente a la candidatura del popular. Una oposición que los socialistas compartían pero que podría quedarse en una mera abstención crítica, apuntan fuentes parlamentarias.

“Mi partido y yo creemos que hemos perdido oportunidad de hacerlo mejor como país”, ha comenzado su intervención el eurodiputado del PSOE, Jonás Fernández. Pero esa ha sido la única crítica. Fernández se ha limitado después a interrogar a Guindos sobre política monetaria. Mucho más severa ha sido su compañera de grupo, la socialista francesa Pervenche Bères. A Bères no le gusta la candidatura de Guindos. Primero, porque considera que pone en tela de juicio la independencia del Banco Central Europeo. Y así se lo ha hecho saber al todavía ministro, al recordarle que hace unos años se presentaba a la presidencia del Eurogrupo. Y Segundo, porque considera que no tiene el currículum necesario para el puesto. Pero además, Bères ha aprovechado para mandar un recado al PP, al hacer alusión al “problema de los sobres” en el partido. De Guindos ha salido del paso insistiendo en que no está afiliado a la formación, no se ha presentado a elecciones algunas pero “es un honor haber formado parte del gobierno de señor Rajoy”.

Luis de Guindos, elegido por el Eurogrupo como nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, en Bruselas, Bélgica. EFE

Luis de Guindos, nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) . EFE

También el presidente de la Comisión, el socialista italiano Roberto Gualtieri, ha preguntado a Guindos por las circunstancias de su nominación, la retirada del candidato irlandés y el posible intercambio de cromos entre España y Alemania: Luis de Guindos a la vicepresidencia, el halcón Jens Weidman, a la cabeza del Banco Central Europeo. Guindos ha vuelto a insistir en que su elección “no ha estado condicionada”, en que el apoyo de los Estados miembros en el Ecofin fue totalmente libre y sincero.

Los socialistas están indecisos. La candidatura de Luis de Guindos no gusta. Lo anunciaron ya en un comunicado posterior a su nominación por parte del Eurogrupo. Tampoco gusta que se haya ignorado deliberadamente la recomendación del Parlamento Europeo y no se haya propuesto a ninguna mujer al cargo, aunque contra eso, poco puede hacer el ministro. Los Verdes, en cualquier caso, esperaban un golpe en la mesa. Porque no hubo candidata, porque el que se presenta no tiene el currículum necesario y porque si esto fuera poco, además da un salto directo del Eurogrupo al Banco Central Europeo. Una opinión que la izquierda comparte. Y aunque los socialistas se sumaron en un primer momento, ahora podrían abstenerse y hacer posible que populares, liberales y conservadores saquen adelante la candidatura de Luis de Guindos sin despeinarse. Un cambio de parecer que el eurodiputado Ernest Urtasun califica de “inconsistente”.

Urtasun recuerda el precedente de luxemburgués Yves Mersch, cuyo nombramiento el Parlamento rechazó. Entiende el eurodiputado que aquel plante de la Eurocámara permitió después nombramientos de mujeres en puestos clave como el de Elke König en el Mecanismo Único de Resolución. Aunque no parece que este se vaya a repetir.

Un examen de política monetaria e independencia

La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios ha evaluado por segunda vez a Luis de Guindos. En la primera, hace dos semanas, ya puso en cuestión las competencias del candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo pero entonces, apenas una decena de sus miembros estaban presentes. Este martes lo ha vuelto a hacer.

Sobre la mesa, preguntas técnicas de la política monetaria pasada, presente y futura del Banco Central Europeo, por un lado. Por otro, cuestiones sobre cómo la candidatura de Guindos pone en tela de juicio la independencia de una institución como el BCE. Guindos, más cómodo en la política económica que en la monetaria, se ha mostrado evasivo en algunas cuestiones, y ha apoyado sin fisuras las acciones de Mario Draghi y su equipo en los último años en otras. También ha aprovechado para defender las virtudes de una reforma de la Eurozona que defiende, creación de una suerte de Fondo Monetario y un ministro de Economía para la zona euro, incluidas.

Las críticas más duras, tal y como se esperaba, han venido del frente español. Paloma López, eurodiputada de Izquierda Unida, lo ha acusado de ser “el artífice de un rescate bancario que ha costado 60.000 millones de euros a los contribuyentes”. Un regalo, ha afirmado López, a la banca privada que ha significado para los contribuyentes “un aumento de la pobreza y la desigualdad en España”. La eurodiputada de IU ha tachado a Guindos de estar al servicio “de los intereses del norte de Europa”, que dice, se evidencia “en su aceptación acrítica de todas las medidas que le han dictado desde Bruselas o Fráncfort”. También ha criticado López las políticas que De Guindos defiende como gestor de la mejora económica española a cambio, ha subrayado la de Izquierda Unida, de “devaluación salarial” y en “la precariedad laboral”.

¿Qué garantías puede dar a esta Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de que los problemas de conflictos de intereses que ha tenido usted en el pasado en España no se van a repetir?

Ernest Urtasun ha criticado la candidatura del gobierno, que propone a un todavía miembro del Eurogrupo. Algo, denuncia Urtasun, “que sienta un precedente muy peligroso”. Una cuestión, la de la independencia del BCE, que han sacado a relucir casi todos los eurodiputados que han intervenido y de la que Guindos se ha defendido alegando que “no solo los gobernadores de los bancos centrales tienen que asegurar la independencia” del Banco Central Europeo. A los Verdes, ha asegurado el eurodiputado de ICV, lo que le preocupa son “los posibles conflictos de intereses derivados de su actividad privada”. Urtasun ha echado en cara a Guindos su responsabilidad en el rescate de BMN, la nacionalización de Bankia y su paso por Lehman Brothers. “¿Qué garantías puede dar a esta Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de que los problemas de conflictos de intereses que ha tenido usted en el pasado en España no se van a repetir, teniendo en cuenta que usted va a una institución que tiene en estos momentos a cargo toda la supervisión financiera?”, ha cuestionado Urtasun.

La Comisión se reúne este martes para valorar la comparecencia de Luis de Guindos y el miércoles votará una valoración en la que simplemente se limitará a concretar si considera apto o no al candidato para el puesto. El pleno de la Eurocámara deberá confirmar esta valoración en Estrasburgo en marzo. También en marzo emitirá su opinión el Banco Central Europeo y, si nada se complica, los Estados miembros confirmarán el nombramiento de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo en el Consejo Europeo del mismo mes.

Comparte este artículo: