La tasa de paro entre mujeres supera en casi 10 puntos a la masculina

Comparte este artículo:

a brecha de género en el mundo laboral no solo afecta al salario. Los datos de la Encuesta de Población Activa elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ponen de manifiesto que la desigualdad laboral se deja sentir en muchos más ámbitos aparte del salario. Así, las mujeres registran una tasa de paro en supera en casi diez puntos al dato registrado entre los varones en la provincia de Zamora. Si el 12% de los hombres en disposición de trabajar carece de un puesto laboral, el porcentaje aumenta hasta más de 21,5% en el caso de las féminas. Diferencias evidentes que dejan de manifiesto que las mujeres tienen más complicado encontrar un puesto de trabajo.

Los datos son tajantes. Pese a que Zamora tiene, demográficamente hablando, más mujeres que varones, el mercado laboral puede considerarse todavía como “cosa de hombres”. 46.500 varones, casi todos los que Zamora tiene en edad de trabajar, se consideran población activa -es decir, están actualmente trabajando o en búsqueda activa de una ocupación-. Por contra, la población dispuesta a trabajar u ocupada entre las mujeres se queda en 35.200 personas.

Pese a la diferencia, que es evidente y que supera las diez mil personas a favor de los hombres, hay más mujeres paradas que varones. El INE constata que 7.600 féminas buscan un puesto de trabajo de forma activa en la provincia de Zamora y que “solo” seis mil hombres se encuentran en la misma situación. El cruce de ambos datos es lo que deja una tasa de paro tan diferente entre ambos colectivos.

La situación también es favorable a los varones en el caso de personas que buscan su primer empleo. Buscan un puesto de trabajo de forma activa en Zamora 1.400 personas que nunca antes han estado dadas de alta en la Seguridad Social como trabajadores. De ellas, quinientas son hombres y novecientas son mujeres, lo que indica que solo el hecho de “meter la cabeza” en el mercado laboral es más fácil para ellos que para ellas.

En la única estadística en la que las mujeres salen victoriosas es precisamente en la única negativa a la hora de analizar la situación del mercado laboral en la provincia de Zamora. Hay más mujeres en situación de inactividad que hombres. Este colectivo, formado por personas que no trabajan porque realmente no buscan un puesto de trabajo -estudiantes, jubilados o personas que se ocupan de las labores del hogar, entre otros colectivos- está formado de forma mayoritaria por mujeres. 42.300 mujeres de la provincia no trabajan porque no están interesadas en hacerlo. Entre los hombres la cifra asciende hasta los 30.400 individuos.

Comparte este artículo: