Cinco ausencias del PSOE y un error impiden tramitar una ley de renta básica

Comparte este artículo:

La ausencia de cinco diputados socialistas y el error durante la votación de otro, José Enrique Serrano, ha impedido que el Congreso desbloqueara este jueves la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para instaurar una renta básica de 426 euros para beneficiar a más de dos millones de personas sin recursos.

La ILP permanecía bloqueada en la Comisión de Empleo desde que fue admitida a trámite hace más de un año. El PP y Ciudadanos han ampliado 21 veces los plazos de enmienda de una propuesta avalada con 700.000 firmas y los sindicatos. El PSOE había conseguido llevarla al pleno para sacarla del atasco, pero una suma de circunstancias ha llevado a una nueva decepción.

Según fuentes del PSOE, la mayoría de ausencias estaban previstas y compensadas en votos de otros grupos. El número tres del partido, José Luis Ábalos, se encontraba en Nueva York en una reunión con interparlamentaria. También Micaela Navarro y José Ignacio Sánchez Amor tenían misiones parlamentarias, mientras que las diputadas Pilar Lucio e Isabel Rodríguez han tenido que afrontar imprevistos como un parto y el fallecimiento de un padre. Y Serrano se ha equivocado a la hora de votar, “como Mariano Rajoy hizo con sus presupuestos”.

Pero el PSOE, asumiendo su parte de responsabilidad en un desenlace indeseado, mira también hacia otras bancadas, como la del Grupo Vasco, que en principio tenía que apoyar la iniciativa, o el Grupo Mixto, en el que se han producido las ausencias de los diputados del PDeCAT Jordi Xuclà y de Compromís Ignasi Candela. Y sobre todo, hacia los partidos de Mariano Rajoy y Albert Rivera, que eran contrarios a la IPL. Sobre ese esquema, el resultado en la pantalla ha marcado 170 votos en contra (PP, Ciudadanos, PNV, UPN y Foro Asturias) y 168 a favor PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias) , sin ninguna abstención.

Sin embargo, aunque los dos diputados del Grupo Mixto hubiesen estado, la iniciativa no habría superado el escollo para seguir la tramitación en el pleno, puesto que el reglamento, en caso de repetir la votación con el mismo resultado, la hubiese aparcado. Ahora la IPL vuelve a la comisión en la que ha permanecido empantanada, donde el PSOE todavía confía en poder salvarla.

La iniciativa, presentada en mayo de 2016 en la Cámara por los líderes de UGT y CC OO, estaba en la línea proyectada por PSOE y Unidos Podemos para que los más desfavorecidos contaran con una prestación. Entonces el Gobierno no la vetó, como ha hecho con otras propuestas con impacto en los Presupuestos del Estado, por la imagen negativa que le podía proporcionar y la inseguridad sobre si podía ejercer el veto en una iniciativa popular.

Comparte este artículo: