El audio del socio de Marjaliza: “Quemé los papeles en un día de niebla”

Comparte este artículo:

El empresario Eduardo de la Peña confesó ante el juez de Púnica cómo inflaban las facturas, viajó a llevar dinero a Suiza y quemó documentación

El empresario Eduardo de la Peña confesó el pasado 31 de enero cómo realizó diversas actividades ilegales para la trama Púnica. En su declaración ante el juez García Castellón, instructor de la causa en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, explicó cómo inflaba facturas para la multinacional Cofely hasta “en un 70-80%”.

También confesó que eran falsas tres cuartas partes de las facturas que emitió a Cofely con su empresa, Construcciones De la Peña, ya que se facturaban trabajos no realizados nunca.

Ante el instructor también confesó haber viajado a Suiza con el marido de Ana Ramírez, la secretaria de David Marjaliza, el principal imputado (y arrepentido) en la causa junto al ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados.

El marido de Ana Ramírez y él viajaron a Suiza para entregar un sobre cerrado en unas oficinas que les dio Marjaliza. Aunque aseguró que no sabía lo que había dentro, sospecha que “se trataba de dinero”.

Por último, el empresario, que fue detenido en los primeros momentos de la operación Púnica, también confirmó que había quemado “varias bolsas de basura” “en un día de niebla”. Esas bolsas, que supuestamente contenían documentación comprometida, fueron quemadas a petición de Marjaliza, siempre según su confesión.

Según declaró el propio Marjaliza en sede judicial, esas bolsas contenían pruebas de sobornos a cargos públicos, y las quemaron por orden del propio Granados. La defensa del ex político, en cambio, asegura que todo es una mentira para incriminarle

Comparte este artículo: