El Asad se enfrenta a Erdogan en el enclave kurdo de Afrín en Siria

Los combatientes rebeldes sirios respaldados por Turquía disparan desde la ciudad de Salwa, a menos de 10 kilómetros de la frontera entre Siria y Turquía, el pasado lunes (AFP)
Comparte este artículo:

Unidades militares leales al Gobierno de Bashar el Asad entraron este martes en el enclave kurdo de Afrín, en el noroeste de Siria y objetivo desde hace un mes de una ofensiva de Turquía conocida como Ramo de Olivo, informó la televisión oficial del país árabe y confirmó la milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo).

El canal mostró imágenes de vehículos “de las fuerzas populares”, como los medios de comunicación estatales sirios denominan a las milicias leales al Gobierno de Damasco, dentro de Afrín, situado en la provincia norteña de Alepo. La mayoría de los vehículos eran furgonetas de tipo “pick up” con baterías antiaéreas en su parte trasera y banderas sirias.

Poco después de la entrada de las “fuerzas populares”, aviones turcos bombardearon zonas de los alrededores de la ciudad de Afrín, donde se encuentran actualmente los efectivos gubernamentales.

“El Gobierno sirio ha respondido al llamamiento para cumplir su deber enviando unidades castrenses hoy, 20 de febrero de 2018, para que se concentren en la frontera (de Afrín con Turquía) y participen en la defensa de la unidad del territorio sirio”, anunció el portavoz de las YPG, Nuri Mahmud, en un comunicado.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y grupos rebeldes sirios aliados de Ankara desarrollan una ofensiva en esa región, que comprende más de 350 poblaciones y controlada por las YPG. El Gobierno turco considera a las YPG terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La agencia de noticias árabe siria SANA anunció este lunes que las fuerzas populares iban a llegar de forma inminente a Afrín “para defender la determinación de su gente y afrontar el ataque desencadenado por las fuerzas del régimen turco en la zona y contra sus habitantes el mes pasado”. Según el mismo medio, esta implicación “en la resistencia a la agresión turca se enmarca en el apoyo a la población (de Afrín) y la defensa de la unidad del territorio sirio y su soberanía”.

Hace cuatro días, el responsable de Relaciones Exteriores de la administración kurdosiria de Afrín, Suleimán Yafar, reveló que estaban negociando con las autoridades sirias ese despliegue. “Creemos que la protección de la frontera entre Afrín y Turquía es misión del Estado sirio y por ello estamos llevando a cabo conversaciones”, detalló Yafar, quien afirmó que el despliegue tendría lugar únicamente en zonas limítrofes con el territorio turco.

Al menos 112 civiles muertos en un mes

Al menos 112 civiles han muerto, entre ellos 23 menores y 17 mujeres, en un mes de ofensiva de Turquía en Afrín, según datos publicados hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Las hostilidades han causado también 244 bajas en las filas de los combatientes de la operación “Rama de olivo”, como Turquía ha bautizado su ataque: 39 de ellos eran soldados turcos, mientras que 205 eran milicianos de facciones rebeldes e islamistas sirias aliadas de Ankara.

La milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo han perdido, por su parte, a 219 de sus guerrilleros, entre los que hay dos europeos, uno de ellos español.

Comparte este artículo: