La Justicia militar investiga dos nuevas denuncias de acoso sexual en cuarteles de Gerona y Palma

Comparte este artículo:

La justicia militar tiene abierta la investigación de dos presuntos casos de acoso sexual en el seno de las Fuerzas Armadas sufridos por dos mujeres soldado en cuarteles de Gerona y Palma de Mallorca, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

El primero de los casos tuvo lugar en el Regimiento Arapiles 62 de Gerona y parte de la denuncia de una soldado a un cabo y otro compañero soldado por acoso profesional y sexual.

El caso trascendió en octubre del pasado año cuando la soldado decidió no solicitar la renovación profesional en las Fuerzas Armadas. Entonces, su capitán preguntó los motivos que le llevaban a esa decisión y la soldado le relató el presunto caso.

Ante esta denuncia, el capitán informó al Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Francisco Javier Varela, para la apertura de un expediente disciplinario a ambos militares. Fue informada entonces la fiscalía y el titular del Juzgado Togado Militar Territorial nº 31 de Cataluña ha acordado la incoación de diligencias previas para esclarecer los hechos.

En concreto, el juez militar estudia si los hechos pudieran ser constitutivos de delitos de abuso de autoridad o relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, previstos y castigados en los artículos 47, 48, 49 y 50 del Código Penal Militar.

El segundo de los casos tuvo lugar en el Regimiento 47 de Infantería de Palma de Mallorca el pasado mes de noviembre cuando una soldado pidió la baja médica debido al presunto acoso sufrido por parte de un teniente.

En este caso, el capitán es quien se dirige directamente a la justicia para denunciar los hechos, que están en manos del Juzgado Togado Militar Territorial nº 33 de Palma de Mallorca, que ha abierto diligencias previas. Por su parte, el teniente ha sido destinado a otro acuartelamiento en comisión de servicio.

En ambos casos el Ministerio de Defensa asegura que se ha aplicado el protocolo frente al acoso en las Fuerzas Armadas y se ha ofrecido a las víctimas, ambas de baja, apoyo psicológico y jurídico. La soldado del Regimiento de Palma ha aceptado esta ayuda jurídica.

Comparte este artículo: