El complejo proceso de reorganización política de la derecha española.

Comparte este artículo:

 

La deslegitimación social del Régimen del 78 está afectando intensamente al partido que representaba hasta ahora, casi en exclusiva, a la derecha española. Su identificación absoluta con las tramas de corrupción ha sido un elemento de importancia en esta cuestión. Pero la previsión del Sistema de la necesidad de una nueva herramienta para articular la representación política de al menos una parte de ese sector social ha sido definitiva.

El bloque dominante español busca por todos los medios garantizar la supervivencia de su sistema de dominación, y si para ello tienen que sacrificar, al menos parcialmente, a su representación política “tradicional”, no tienen el menor reparo en hacerlo.

No es casualidad que Ciudadanos, la nueva herramienta del Régimen para articular a sus bases en el flanco de la derecha social, naciera en Cataluña.

Es precisamente en Cataluña donde el desgaste del Régimen del 78 viene expresándose, social y políticamente, de una forma más amplia; además con la articulación de un proyecto alternativo al de ese Régimen, la República Catalana, que cuenta con el respaldo electoral e institucional mayoritario en la sociedad catalana. Era por tanto Cataluña, donde además el PP era un partido casi marginal, el marco apropiado para lanzar el proyecto de Ciudadanos, con un rasgos formales de “modernidad”, en contraposición al Partido Popular.

Desde el punto de vista estratégico, entre Ciudadanos y PP no hay diferencias sustanciales. Se puede considerar incluso que Ciudadanos ofrece alternativas más reaccionarias y autoritarias en algunos de los graves problemas que afectan al Estado español, tal como es el de la cuestión territorial. Pero ciertamente la envoltura de Ciudadanos está concebida para poder atraer a aquellos sectores de la derecha social que habían enfriado su identificación con el PP.

A lo largo de la vida del Régimen del 78 la derecha política ha cambiado de traje en más de una ocasión, pero ha sido sin grandes complicaciones, sin tensiones importantes. En esta ocasión las cosas están siendo mucho más complicadas y la razón es obvia: La crisis del PP, la crisis de la derecha, va asociada a una profunda crisis del Régimen.

Algunos poderes fáctico-mediáticos, como el grupo PRISA y en especial El País, están muy interesados en que ese “proceso de cambio” en la representación política de la derecha se dé lo más rápidamente posible. Y para impulsar esto recurren de nuevo al uso completamente fraudulento de las encuestas electorales, olvidándose de que el PP es claramente hegemónico en el seno de la derecha social en diversos territorios del Estado, tales como Galicia, Asturias, y en buena medida las dos Castillas y León, incluyendo a Madrid. Esa hegemonía del PP sobre la derecha social que le permite ser partido de Gobierno, cosa que nunca ocurrió en Cataluña, tiene por supuesto un soporte mediático; pero es mucho más que eso, tiene una base social organizada y ramificada. Y tiene en general los púlpitos, que no es una cosa menor.

Ciertamente el PP está a la defensiva, desconcertado por lo ocurrido en Cataluña y por los resultados que ofrecen algunos sondeos electorales, pero la batalla por la hegemonía político electoral en el seno de la derecha es francamente complicada para Ciudadanos. Y la intensificación en la línea de trabajo en la búsqueda de ese objetivo le puede traer serias complicaciones.

Visto desde una perspectiva progresista, ese conflicto por ocupar el espacio de la derecha es francamente interesante, y conlleva de hecho un desgaste mutuo, así como una incidencia significativa en el progresivo deterioro del Régimen. Todo ese proceso puede ser útil para el avance del movimiento progresista.

Tampoco debemos considerar que la sangre llegará al río por las tensiones entre las diversas expresiones de la derecha, por complejo y tortuoso que este sea.

Finalmente los que realmente dirigen la política del Régimen les exigirán cordura y colaboración.

 

Castilla, a 14 de febrero de 2018

Izquierda Castellana

Comparte este artículo: