Nueva “alerta” por una macrogranja en Guadalajara dentro de la Red Natura 2000

Comparte este artículo:

Con la polémica generada por la emisión del último programa de Salvados, titulado ‘Stranger Pigs’, todavía fresca, Ecologistas en Acción ha denunciado dos proyectos de cría intensiva de cerdos en Guadalajara y en Albacete. Las también conocidas como macrogranjas están en proceso de instalarse en las localidades de Luzón y Pozuelo, respectivamente. En el caso de Guadalajara, se trata de un proyecto que se pretende llevar a cabo dentro de la Red Natura 2000, mientras que en Albacete, se trata de una iniciativa promovido por Cefusa-El Pozo, según aseguran desde la plataforma ciudadana en su contra.

Ecologistas en Acción Guadalajara ha presentado alegaciones al proyecto, que ya ha sido sometido a información pública de Evaluación Ambiental, y que ha sido también presentado con “grandes carencias”, “obviando información” y también los “graves” impactos de este tipo de instalaciones. La iniciativa se quiere llevar a cabo en la Zona de Especial Conservación ‘Parameras de Maranchón, Hoz del Mesa y Aragoncillo’ e “incumple” la normativa regional de Evaluación de Impacto ambiental, ya que no se ha presentado alguna alternativa al emplazamiento elegido. “Se afirma que sólo existe una opción, la propuesta por el promotor”, explican desde Ecologistas.

Augusto Barcenilla, presidente de Ecologistas en Acción Guadalajara, explica que el proyecto lleva en marcha desde el otoño y que está en proceso el proceso de recalificación del terreno elegido. Esto se debe a que, al pertenecer a la Red Natura 2000 se puede hacer desarrollo ganadero, pero no de manera intensiva como se pretende en este caso, por lo que es necesario cambiar la calificación del terreno. Destaca además que se llevaría a cabo una “sobreexplotación” de los acuíferos que abastecen a los municipios de la zona, además de los olores y los contaminantes que se emite desde este tipo de instalaciones.

Por otro lado, desde el colectivo aseguran que en el mismo Estudio de Impacto Ambiental presentado por la promotora de la explotación no está “garantizado” el suministro necesario de agua para la explotación, que necesitaría de unos 7.280 metros cúbicos de agua al año. El pozo al que hace referencia la promotora no se “especifica si existe, si tiene concesión y si cubrirá las necesidades sin mermar el caudal de manantiales o cauces públicos”, critican.

Falta de agua en la zona

El colectivo explica que la fuente más próxima a la zona de la posible explotación, la del Hontete, está seca actualmente y que, aunque es una situación temporal, “se podría convertir en permanencia”. Esto también ocurre con el río Tajuña y las fuentes que fluyen hacia él, así como con el río Blanco que haría que la contaminación llegaría incluso hasta Castilla y León y Aragón. “El impacto sobre la red hidrológica sería irreversible”, apuntan.

Finalmente, recuerdan que la “fuerte” oposición de los vecinos y las Plataformas en contra de las granjas de cerdos en la provincia de Guadalajara “ya ha conseguido” paralizar los proyectos que se plantearon en localidades como Brihuega, Riofrío del Llano y Cincovillas. “Esto demuestra que los ciudadanos no quieren este tipo de actividad. Y no es para menos, pues suponen la puntilla para el mundo rural, ya que afecta al desarrollo de otras actividades más sostenibles y limpias”.

Proyecto impulsado por Cefusa-El Pozo en Albacete

Un movimiento vecinal, la Plataforma No a las macrogranjas en Pozuelo y Argamasón, se ha levantado contra un proyecto impulsado por Cefusa-El Pozo en la localidad de Pozuelo. Se trata de una instalación de una macrogranja que albergará más de 140.000 cerdos en 55 naves, según ha explicado uno de los portavoces del movimiento, Javier Castro, vecino de la pedanía Casas de Cañete. Apoyados por la plataforma regional en contra de estas instalaciones realizaron alegaciones en otoño.

Castro señala que en el proyecto se habla de localidades como Casas de Cañete de manera que parecen “prácticamente deshabitadas” pero que en la realidad “se llenan” en los fines de semana y en verano. Los vecinos han realizado charlas en las localidades cercanas a la finca La Lossa, donde se instalaría, pero explican que no todos están en contra del proyecto debido a las “promesas” de oportunidades de trabajo que se han hecho. Llevan recogidas más de mil firmas en contra de la instalación.

“Desde nuestro punto de vista es vender el alma al diablo e hipotecar el futuro de la comarca. Afectará a la caza y también a casas rurales que ya no se instalarían por aquí”, explica Castro. “Todo esto, a cambio de una promesa de que a lo mejor contratan a gente de la zona para ser manejadores de ganado”, relata, algo que consideran “un poco irreal”. “Actualmente, no encuentras mano de obra para trabajar en las fincas y no creemos que la gente quiera quedarse aquí para este tipo de sueldos”, asegura.

En el proyecto presentado por el grupo Cefusa- ElPozo, explican desde el movimiento, se señala que la dirección de los vientos dominantes son del SO y SE, algo que afectaría “de lleno” a Argamasón, un pueblo que está a sólo 2,2 kilómetros del término municipal de Albacete, así como a Casas de Cañete y La Zarza. Por eso, quieren recalcar los “perjuicios” que trae la instalación de una macrogranja en la zona.

Comparte este artículo: