La Junta de Castilla y León recicla el manifiesto ‘espontáneo’ que escribió el consejero de Sanidad y lo coloca como comunicado del Hospital de Segovia

Manifiesto reciclado y colocado como comunicado del Hospital de Segovia.
Comparte este artículo:

El gobierno regional difunde este lunes una nota de prensa con el título ‘Profesionales defienden la calidad de la sanidad pública de Castilla y León’ y adjunta documentos firmados por las comisiones mixtas de seis hospitales

Los escritos coinciden en el rechazo a las palabras de una procuradora del PSOE que manifestó que “es peligroso ponerse enfermo con el PP”

Aunque la Junta atribuye al centro hospitalario de Segovia el documento enviado, el texto es idéntico al que escribió el consejero Sáez Aguado

El manifiesto ‘firmado’ por varios jefes de servicio de Castilla y León y que en realidad había escrito el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, es reciclable. La Junta ha vuelto a colocarlo como ajeno y esta vez ha sido al Hospital de Segovia, según ha comprobado  eldiario.es.

La Dirección de Comunicación de la Junta ha publicado este lunes en su web una nota de prensa con el título ‘Profesionales defienden la calidad de la sanidad pública de Castilla y León’, en la que anunciaba que las Comisiones Mixtas y las Juntas Técnico Asistenciales de los hospitales,  órganos de asesoramiento y participación de los profesionales sanitarios, se habían reunido y habían tratado “su preocupación por el debate suscitado sobre el Sistema de Salud”.

Además de manifestar su “compromiso y defensa de la sanidad pública”  y “su rechazo a algunas de las declaraciones vertidas por distintos partidos políticos” critican “la utilización partidista de la sanidad y reclaman que no se cuestione la calidad del sistema público ni la seguridad de los pacientes”.

En la nota de prensa, dice la Junta que la Comisión Mixta del Complejo Asistencial de Segovia solicita a los responsables políticos “mayor realismo en sus manifestaciones sobre la situación, que intenten separar la sanidad de los debates partidistas, que promuevan, realmente, una mayor capacidad de gobierno y de influencia en las decisiones sanitarias a favor de los profesionales y que tengan en cuenta las preferencias de los pacientes”. Añade que “en términos de recursos, de cualificación, de actividad o de resultados nuestra situación respecto a otras comunidades autónomas o a otros países de nuestro entorno no justifica los términos catastrofistas y negacionistas que hemos escuchado”. Y reclama “un pactopolítico que aporte racionalidad y alternativas realistas y no sea objeto de encendidos e interesados debates partidistas”.

A pesar de que la Junta dice que el comunicado es de ese centro, está firmado con un escueto ‘Segovia, enero 2018’ y no hay un solo membrete que indique es un documento del hospital. Pero no solo eso, es que el escrito comienza exactamente igual que el polémico ‘manifiesto espontáneo’ por la sanidad que en realidad había escrito el consejero Antonio María Sáez Aguado.

“Quienes suscribimos este documento nos sentimos orgullosos de trabajar en la sanidad pública […]” y sigue hasta el final reproduciendo palabra por palabra el documento.

 Es decir, cabe dudar que la comisión del Complejo Asistencial se haya reunido realmente y si es posible que, de haberlo hecho, puedan coincidir con el consejero hasta en las comas.

En el caso del primer comunicado, a nombre de ‘jefes de servicio’ y que se publicó el mismo día en que se producía una manifestación por la sanidad histórica en Valladolid, los metadatos revelaron la verdadera autoría. Pero en su segundo uso, al haberse transformado en pdf a través de una aplicación de impresora, es imposible su trazabilidad. No se sabe si se ha enviado a al hospital segoviano y este lo ha devuelto copiado, o si directamente sale de la Dirección de Comunicación.

Fuentes del sector sanitario expresaron a  eldiario.es su extrañeza ante las seis presuntas reuniones de las comisiones de seis hospitales en las mismas fechas y también ante la coincidencia de sus comunicados, que nunca se habían hecho públicos por parte de la Junta de Castilla y León.

Además, destacan su claro contenido político, que es lo que destaca la Junta en su nota de prensa, algo que debería quedar fuera del ámbito de las comisiones.

Así, siempre según la versión de la Junta, desde el Complejo Asistencial de Zamora aluden a las declaraciones “es peligroso ponerse enfermo en Castilla y León”, (expresión de una procuradora socialista que añadió al final de la frase “con el PP”) y las consideran “totalmente inadmisibles y dignas de la máxima repulsa y reprobación”.

La Comisión Mixta del Complejo Asistencial de Ávila, las califican de “inapropiadas e improcedentes, por el peligro que suponen de crear una injustificada alarma social, en tanto que la relación médico-paciente se basa en la confianza, nexo que se puede dañar ante este tipo de intervenciones”, para concluir que “los profesionales sanitarios están trabajando mucho y bien”.

La Comisión Mixta del Hospital Santos Reyes, de Aranda de Duero, resaltan “la mejora de su actividad en los últimos años”, y desde el respeto al “derecho de cualquier ciudadano a expresar sus protestas, e incluso compartir alguna de ellas”, insisten en que esas protestas estén “respaldadas por la realidad y orientadas a lo que verdaderamente se necesita” en su comarca.

Los profesionales del Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro manifiestan que “por encima de las dificultades existentes” su objetivo prioritario es “una atención de calidad, a nivel técnico y humano, acorde con los tiempos actuales”. “Detestamos las manifestaciones contra los profesionales sanitarios y sobre todo que se cuestione la seguridad de los pacientes en el sistema sanitario público”, dice el comunicado

La comisión Mixta del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, partiendo de los indicadores de calidad, de la calidad percibida, de la evolución de las listas de espera y de los reconocimientos de calidad del Hospital expresan “absoluto rechazo a las descalificaciones sobre la calidad del Servicio de Salud de Castilla y León, que no se ajustan a la realidad, y así mismo a cualquier tipo de utilización política de la calidad del sistema sanitario público”.

Comparte este artículo: