“Intenso triturado de documentación” en Valencia un mes antes de que el PP dejara el poder

Comparte este artículo:

El PP de Valencia compró un mes antes de perder las elecciones municipales de 2015 dos máquinas trituradoras de papel para destruir miles de documentos. Entre ellos se encontraban facturas e información contable de la fundación pública Turismo Valencia Convention Bureau (TVCB), según un informe de la investigación del caso Taula y firmado por el propio actual subdirector de TVCB, del que ha informado Valencia Plaza.

El informe desvela también que el entonces director general de TVCB, José Salinas, y la que era subdirectora de Administración y actualmente adjunta a la subdirección, Loles Edo, ordenaron la destrucción de documentación, o su traslado.

La destrucción de la documentación se realizó con máquinas destructoras de papel y a través de la empresa Destrupack, contratada en julio de 2015, dos meses después de las elecciones.

Este informe aclara que todavía no se ha encontrado información sobre el contrato de más de 600.000 euros con la empresa Laterne Product Council, considerada la firma clave por la que se financiaron las campañas electorales de Rita Barberá.

Respecto a la información sobre la relación de Laterne con Turismo Valencia, la documentación dice “hecha una búsqueda en los archivos por mi parte y por parte de la gerente de Civired (empresa informática encargada del mantenimiento de los sistemas), no se obtiene información alguna al respecto de Laterne ( con TBV), excepto en el sistema de contabilidad que incluye algunos apuntes”.

Una oficial administrativa, identificada con las siglas M. M., declaró que “para temas de destrucción de documentación recibía órdenes de Loles Edo”. Sin embargo, Loles le justificó al encargado del informe “que no había tenido tiempo suficiente para buscar en los archivos digitales, y que desconoce dónde puede estar la documentación física en relación a la empresa Laterne”. Sobre dónde se guarda la información y porqué no aparece, afirma que no lo sabe y también defiende no recordar si destruyó documentación, pero sí parece conocer el tipo de documentación triturada, dice que “tal vez fuera material promocional obsoleto”.

En octubre de 2016 se ordenó por encargo de Eva García, jefa de contabilidad, que se sacaran tres palets con documentación de las oficinas de Turismo Valencia. Esta información no triturada son extractos bancarios, procesos internos de compra, facturas, etc. Por esto, lo investigadores creen que la parte que falta podría ser la documentación relativa a LPC restante.

Sobre esto, García aseguró que: “que ella no ordenó el traslado. Que dicha orden la dio o bien el propio Salinas o bien Loles Edo, que las órdenes de destrucción de documentación contable y fiscal la daban ellos aunque la orden de los palets la diera ella”.

Comparte este artículo: