La Seguridad Social cerró 2017 con el mayor déficit de su historia: 18.800 millones

Comparte este artículo:

La Seguridad Social cerró en 2017 con un déficit que supone un nuevo máximo histórico: 18.800 millones de euros. Así lo ha confirmado Fátima Báñez en el Congreso de los Diputados, en donde ha querido presumir de los logros y mejoras que ha registrado el sistema, pero en donde también ha tenido que reconocer que la desviación presupuestaria sigue siendo alarmante.

Tal y como ha explicado ante la comisión del Pacto de Toledo, el déficit de la Seguridad Social en 2017 fue del 1,61% del Producto Interior Bruto (PIB), por debajo del 1,67% esperado y del 1,66% de hace dos años. Sin embargo, y como consecuencia del crecimiento del PIB, la cifra absoluta supera en unos 200 millones a la registrada en 2016, que en su momento fue también la más abultada jamás registrada.

La Seguridad Social cerró en 2017 con un déficit que supone un nuevo máximo histórico: 18.800 millones de euros. Así lo ha confirmado Fátima Báñez en el Congreso de los Diputados, en donde ha querido presumir de los logros y mejoras que ha registrado el sistema, pero en donde también ha tenido que reconocer que la desviación presupuestaria sigue siendo alarmante.

Tal y como ha explicado ante la comisión del Pacto de Toledo, el déficit de la Seguridad Social en 2017 fue del 1,61% del Producto Interior Bruto (PIB), por debajo del 1,67% esperado y del 1,66% de hace dos años. Sin embargo, y como consecuencia del crecimiento del PIB, la cifra absoluta supera en unos 200 millones a la registrada en 2016, que en su momento fue también la más abultada jamás registrada.

Buena parte de esa desviación, ha expuesto Báñez, corresponde a Cataluña, que según los datos expuestos por Empleo tuvo un desfase de unos 4.500 millones de euros durante el pasado año. Especialmente compleja es la situación de Barcelona, que tal y como ha reconocido Báñez en más de una ocasión es la provincia más deficitaria de España.

“Hemos iniciado el camino de vuelta”

2017, por lo tanto, pasará a la historia como el año más negro de la Seguridad Social ya que, según ha afirmado la ministra, para 2018 se espera una moderación en el déficit. “Hemos iniciado el camino de la vuelta al equilibrio del sistema y se ha revertido, por primera vez desde 2008, el déficit del sistema”, expuso Báñez. Esta situación, prosiguió, se debe a que en ese mismo 2017 las cotizaciones sociales alcanzaron los 109.166 millones, que es también la mayor cifra de la historia.

“España camina hacia el equilibrio financiero”, ha incidido la ministra, que también ha defendido que las pensiones no han perdido poder adquisitivo durante la crisis. Según sus datos, entre 2007 y 2017 las retribuciones han subido un 16,53%, mientras que la evolución acumulada del IPC es el 16,5%, de modo que las pensiones sólo han ganado un 0,03% de poder adquisitivo en diez años.

Además, y a pesar de esa anunciada mejora del sistema, la Seguridad Social seguirá siendo deficitaria hasta, al menos, 2020. Por ello, y si no se toma ninguna medida que los impida, en los próximos años se aplicará una subida del 0,25%. Teniendo en cuenta que la previsión de inflación futura supera en todos los casos el 1%, el resultado es que los pensionistas sí sufrirán una pérdida de poder adquisitivo.

Comparte este artículo: