Barajas se queda sin instituto mientras el ‘alternativo’ en Rejas sigue paralizado

Comparte este artículo:

Ante la ‘masificación’ que presenta el único instituto público del distrito de Barajas, la Comunidad acordó construir uno nuevo que cubriese la demanda. Sin embargo, el proyecto se ha venido abajo tras el ‘OK’ a levantar otro en el barrio anexo de Rejas, cuyas obras no han comenzado. El caso se enreda aún más al conocerse que otra de las alternativas para acoger a los adolescentes de la zona, el inacabado instituto de Paracuellos, continuará así por tiempo indefinido.

Más de 1300 adolescentes en un centro restringido a 900 plazas. Esta es la situación actual del Instituto Alameda de Osuna, el único del distrito de Barajas. Ante esta “completa masificación”, el Gobierno regional aprobó la construcción de un nuevo centro, pero la última notificación que han recibido los vecinos tumba este acuerdo. “Han devuelto la parcela en la que se ubicaría”, indica Paula Gracia, portavoz de la Asociación Vecinal de Barajas.

El anuncio se produjo hace un par de semanas y el argumento que les trasladó la Comunidad fue que “desplazarían una media de 50 alumnos al próximo instituto de Rejas y el mismo número al de Paracuellos del Jarama”. No obstante, el Consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Ejecutivo regional, Ángel Garrido, hizo público este martes la decisión de resolver el contrato con la promotora, dejando el edificio inacabado de forma indefinida.

La Asociación Vecinal de Barajas ve “lógico” que primero se construya un instituto en aquellos barrios que no cuentan con ninguno – el caso de Rejas -, pero afirman que esto “no soluciona su necesidad”. “Dudamos que cubra la amplia demanda y, aunque lo hiciese, estamos hablando de una ‘isla’ rodeada por la autopista por lo que niños de doce años necesitarían coger un bus o dos para llegar hasta Canillejas y atravesar vías de servicio”, explica su portavoz a Madridiario.

La Consejería de Educación no comparte este pensamiento: “tomamos las decisiones en base a la planificación de las necesidades de escolarización”, comentan a este medio. Alegan que Rejas se ubica en el borde de San Blas-Canillejas y Barajas y, en consecuencia, “daría cobertura a ambos distritos”. Además, recuerdan que el Ejecutivo regional hizo una consulta a las madres y padres del colegio Ciudad de Pegaso, donde se encuentran muchos de los futuros alumnos del nuevo IES, y “la mayoría apoyó el centro de Rejas”.

Por su parte, Marta Gómez Lahoz, concejala presidenta de los dos distritos citados, afirma que “las necesidades demográficas de Rejas – uno de los de mayor natalidad de la ciudad de Madrid y el hecho de que sea el primer instituto del barrio” hacen “más racional” la elección. No obstante, reconoce que “aunque el nuevo desahogará el saturado IES Alameda de Osuna, lo óptimo sería que se edificaran los dos“.

El instituto de Rejas, en ‘punto muerto’

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid se comprometieron en junio del año pasado a que el instituto estaría listo para el inicio del próximo curso escolar, 2018-2019, pero las obras están en ‘punto muerto’. El equipo presidido por Cristina Cifuentes se encargará de construir el centro de enseñanza secundaria, mientras el que dirige Manuela Carmena hará lo propio con un aparcamiento para los trabajadores del mismo.

La Consejería de Educación dice estar “a la espera de la cesión de la parcela y la recalificación del espacio destinado al parking” por parte del Consistorio. Por el contrario, la concejala presidenta de los distritos de Barajas y San Blas-Canillejas, asegura que el Ayuntamiento tiene “el absoluto convencimiento de que ha cumplido con su parte del trato“.

El Gobierno regional pidió a Ahora Madrid un documento en el que le eximiera de edificar el aparcamiento, una obligatoriedad que recoge la normativa en este tipo de infraestructuras. Marta Gómez explica a Madridiario que han “encarrillado” el proceso a la Comunidad indicándoles “qué modalidad deben marcar para que no se les exijan las plazas para vehículos”.

Ante la posibilidad de que se haya producido un “malentendido”, Gómez espera solucionarlo en una reunión que celebrará en breve junto a Marta Higueras y los técnicos del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, así como con otros técnicos en representación del Gobierno autonómico. En este encuentro pretenden reflejar “con contundencia” que “la pelota no está en el tejado del Consistorio, como quieren hacer ver”. “Puedo entender que tienen muchas dotaciones educativas pendientes, pero cuando yo no cumplo los plazos lo reconozco y no echo la culpa a otros“, añade.

¿Un retraso motivado por intereses electorales?

El pasado mes de diciembre, la directora de Infraestructuras y Servicios del Gobierno autonómico, Elena Marroig, adelantó que los plazos iniciales no se cumplirían. “Indicó que no podría abrirse en septiembre de 2018 , pero sí en diciembre”, explica a este digital Alberto Arkones, portavoz de la plataforma ‘Instituto en Rejas ¡YA!’.

Este colectivo lleva varios años reclamando la necesidad de un instituto en Rejas y aunque se mostraron más “tranquilos” al conocer la previsión del mismo, afirman seguir “activos” en sus reivindicaciones – caceroladas incluidas – al ver cómo la promesa no se materializa. “Les hemos dado confianza, pero la paciencia tiene un límite y nos da la sensación de que esto se retrasa por intereses políticos de cara a las elecciones”, se queja la asociación. “Los niños deberían estar por encima de esto”, añade Arkones. “Si es lo que quieren, nos verán en los actos de la campaña electoral”, apostilla.

Comparte este artículo: