Zamora | Los médicos interinos denuncian la “penosa calidad asistencial que nos obligan a hacer”

Comparte este artículo:

El órgano consultivo de los médicos interinos funcionarios afectados por la estaturatización, ha decidido por unanimidad “unirse a todas las mesas sanitarias ya creadas en cada ciudad que forma parte de la Plataforma por la Sanidad y que se manifestó el pasado sábado en Valladolid, con el fin siguiente: destapar por parte de nuestro colectivo la situación de los centros de salud, las deficiencias de material y de personal, los abusos y las presiones por parte de muchas gerencias, la penosa calidad asistencial que nos obligan a hacer en contra de nuestros criterios, abusando de nuestro esfuerzo y dedicación, forzándonos de esta manera a poder entrar en negligencias médicas, etc”.

Así reza la circular que ha sido remitida a los miembros del colectivo, que ha iniciado una ofensiva contra la Consejería de Sanidad con el fin de hacer valer sus demandas en contra de su conversión de funcionarios a estatutarios, sobre todo por las consecuencias que ello acarrearía en forma de una mayor precariedad laboral para unos profesionales que tienen muchos años de experiencia a sus espaldas.

Los médicos funcionarios interinos acordaron “unirnos en la lucha con el ciudadano, sin olvidar el medio rural, unirnos a los alcaldes de Castilla y León que justamente reivindican todo esto y que se les acusa de politizar. Unámonos y destapemos la verdad que nuestro colectivo sabe bien y hasta ahora hemos callado”.

Además, la circular emitida por el órgano consultivo de los médicos funcionarios interinos contiene otras directrices de cara a conseguir una estrategia más eficaz en defensa de sus intereses. Por ejemplo, se aconseja que “todo el colectivo médico afectado deberá abandonar al sindicato al que pertenece si estuviese sindicado y unirse al sindicato médico de Castilla y León (Simecal-Usae), por ser éste sindicato el único que defiende la no estatutarización y se ha comprometido a intentar pararla de nuevo (ya lo ha hecho dos veces)”. En próximos días el órgano consultivo del colectivo difundirá las instrucciones para formalizar esta afiliación.

Una vez que todos los facultativos interesados formen parte del mentado sindicato “se programarán de forma legal todas las presiones que se consideren necesarias”, como “parones, huelgas indefinidas o manifestaciones”.

Los médicos funcionarios interinos, pues, un colectivo formado por 753 efectivos en todo Castilla y León y unos 80 en Zamora, están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para parar una medida que consideran sumamente perjudicial para sus intereses. El 5 de febrero el consejo de Sanidad, Antonio María Sáez, quedó con los representantes del colectivo, entre ellos el zamorano Roberto Aguilar, en que respondería a sus demandas para poder encontrar una solución que permita al colectivo librarse de las repercusiones negativas de la estatutarización. No obstante, existen pocas posibilidades de que la Consejería de marcha atrás, salvo que se vea obligada por la presión o los tribunales.

Comparte este artículo: