El ex concejal del PP imputado por el caso comfort letters ‘asesora’ ahora a su ex grupo en materia ferroviaria

Comparte este artículo:

El ex concejal de Hacienda del PP, Alfredo Blanco, imputado por un presunto delito de prevaricación en el caso ‘comfort letters’ (los avales bancarios firmados por el ex alcalde Javier León de la Riva por su cuenta y riesgo), se ha convertido en asesor ferroviario de su ex grupo municipal, el mismo que tuvo abandonar a raíz de su procesamiento.

Así lo ha denunciado hoy el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, al término de una nueva sesión de la Comisión de Investigación sobre el no soterramiento de las vías del tren a su paso por la ciudad. Según Herrero, en el transcurso de los interrogatorios a la actual responsable de la Sociedad y la directora de administración, Cristina González Puertas y Olga Gil, el portavoz del PP, José Antonio Martínez Bermejo, ha reconocido que el ex concejal popular Alfredo Blanco “es su nuevo asesor”.

Al menos esa es la explicación que se ha dado cuando el portavoz socialista se ha interesado sobre la presencia de Blanco, siendo ya ex concejal, en las oficinas de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en busca de información “que le ha sido facilitada”.

“Nosotros creemos más bien que será para preparar su defensa porque nos parece bastante zafio que diga que tienen a un imputado por prevaricación como asesor”, ha valorado Herrero.

Pedro Herrero, Charo Chávez y el secretario general del Ayuntamiento, hoy en la Comisión de Investigación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

La facilidad con la que ahora se puede obtener información en la Sociedad Valladolid Alta Velocidad contrasta con la opacidad soportada durante los años de Gobierno del PP (en el Ayuntamiento, la Junta y el Gobierno). Hasta tal punto que hoy se ha ha puesto sobre la mesa “la falta de documentación existente en la propia Sociedad a propósito de la financiación de la operación ferroviaria”.

Así lo ha manifestado la presidenta de la Comisión, Charo Chávez, quien se ha referido a la falta de algunos documentos relacionados con la financiación en la propia Sociedad (información completa, actas, facturas órdenes de pago…) y también de la presunta responsabilidad de otras personas que estuvieron en ella, como María Dolores Sánchez Moreno, quien fuera directora económico-financiera de la SVAV desde septiembre de 2005 hasta febrero de 2014 y a quien se llamará a comparecer en las próximas sesiones.

“Parece que parte de la documentación que manejaba no ha quedado en la Sociedad”, asegura antes de precisar, no obstante, que puede estar en otros departamentos ya que tenían que reportarla a sus superiores, en este caso también al Grupo Fomento. “Existe un interrogante importante en ese terreno”, ha apuntado.

El actual concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que ha querido destacar el trabajo que se hace en la Sociedad, ha puesto en valor las declaraciones de las comparecientes que reconocen que “el actual equipo de Gobierno trabajó por el soterramiento hasta confirmar que no es viable ni técnica ni económicamente”. Además, también ha hecho hincapié que “en estos momentos hay máximo control” en las cuentas y documentación de la sociedad.

Como conclusión de la sesión de hoy la portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, ha lamentado que el proyecto de soterramiento estuviera cimentado en palabras huecas. “Hubo una proyección política muy grandilocuente y la realidad es que era inviable financieramente, y eso nos ha traído a una situación catastrófica”, critica.

“Se pusieron todos los huevos en la misma cesta con una única forma de financiación (la venta de suelo)”, reitera la portavoz de Sí se Puede, quien critica que de manera paralela no se hiciera un seguimiento del mercado inmobiliario de la época.

Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos, ha concluido hoy que “el Consejo de Administración” de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) “iba por libre sin que sus decisiones contaran con el respaldo técnico ni económico”.

Vicente ha lamentado que, según las declaraciones de los técnicos comparecientes hoy, “las decisiones del Consejo de Administración no se cuestionaban ni se ponían en duda, solo se ejecutaban, sin contar si quiera con estudios de viabilidad económica”, lo que da cuenta de una “total irresponsabilidad, porque han sido esas decisiones políticas las que llevaron el proyecto adelante hasta encontrarnos hoy sin soterramiento”.

Además, también ha destacado que hoy durante la Comisión, se les ha entregado un informe de 2008 del ex Gerente de la SVAV, Francisco Javier Molinilla, que “viene a demostrar, ya en aquel año, los problemas económicos que iba a tener la Sociedad y el proyecto por fiarlo todo al pelotazo urbanístico”.

Una “falta de responsabilidad total”, ha apuntado Vicente, que se suma a que “tampoco contaron con un plan b por si no podían vender los terrenos a los que ligaban la operación ferroviaria”, como ha asegurado una de las técnicos comparecientes.

Comparte este artículo: