Para Rajoy la igualdad salarial no es un problema: “No nos metamos en eso”

Comparte este artículo:
El presidente del Gobierno se ha negado a reconocer que hay que trabajar en este tema y ha despertado las críticas de la oposición y la sociedad

A Mariano Rajoy nada le importan que las mujeres cobren menos que sus compañeros por el mero hecho de ser mujer  aunque desarrollen el mismo trabajo o, incluso, de mayor nivel.

Así de claro lo ha dejado este miércoles cuando, pese a la insistencia de las preguntas del periodista Carlos Alsina, el presidente del Gobierno no ha querido entrar en el tema. Quizás, por miedo a que se sepa lo que realmente piensa.

“Los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias”, ha dicho Rajoy para explicar que él, como líder del Ejecutivo, no se ve diciendo cuánto tiene que cobrar cada uno en su trabajo, aunque sea para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, una de las principales reivindicaciones sociales.

Por no meterse en problemas, Rajoy prefiere quedarse fuera y contestar con un “no nos metamos en eso”, ha dicho una entrevista en Onda Cero.

Para Rajoy las empresas van “en la buena dirección”

Mientras que la realidad habla de una discriminación salarial clara hacia las mujeres, Rajoy muestra otra paralela en la que asegura que las empresas españolas trabajan “en la buena dirección” porque la diferencia salarial “ha bajado cuatro puntos desde el año 2012” lo que ha permitido a España “estar mejor que la media europea”.

Pero parece que a Rajoy se le ha olvidado que en España las mujeres cobran un 35% menos que los hombres, que de los trabajadores con salarios más bajos el 64% son mujeres, que dentro de los mileuristas el número de mujeres duplica a de los hombres o que según denunció UGT antes de acabar el 2017, comparando los sueldos, las mujeres trabajan al año 54 días gratis.

Pese a ello, Rajoy asegura que “siempre que se den pasos en la buena dirección se hacen cosas positivas” pero al gobierno no le corresponde fijar los salarios de las empresas.

Sin embargo, en 2017 el Foro Económico Mundial lanzó un mensaje de alerta: España ha retrocedido cuatro puestos en un año hasta llegar al puesto 29. En cuanto a igualdad en los salarios, España está en peores condiciones que países como Namibia o Mozambique. Y es que el salario medio de una mujer española ronda los 20.000 euros anuales mientras que el de sus compañeros masculinos puede ascender hasta los 26.000.

Si todo sigue como hasta ahora, si no se empieza a legislar y tomar nuevas medidas laborales, la igualdad económica entre sexos no será una realidad hasta el año 2186.

Comparte este artículo: