El juez cita a un careo al presidente de La Razón y a Ignacio González por el chivatazo de Lezo

Comparte este artículo:

El juez del caso Lezo ha ordenado un careo entre el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y el expresidente madrileño, Ignacio González, según ha adelantado este martes la Cadena SER.

Con este careo el titular del juzgado número 6 de Madrid tratará de averiguar quién es la “magistrada amiga de la casa” que, según González, advirtió a Casals de que sus conversaciones estaban siendo intervenidos por la UCO.

En una de las conversaciones intervenidas por la UCO, que adelantó el diario El Español en abril de 2017, el expresidente madrileño le cuenta al exministro del Ejecutivo de José María Aznar, Eduardo Zaplana, un encuentro con el presidente de La Razón en la comida de colaboradores del periódico.

Según González, Casals le habría asegurado en aquella reunión cinco meses antes del estallido del caso Lezo que una “magistrada amiga de la casa” (por el periódico La Razón) le alertó a él y a Edmundo Rodríguez Sobrino -por entonces consejero del periódico y presidente de la filial sudamericana del Canal de Isabel II (Inassa)- de que la UCO tenía intervenidos sus teléfonos y los del propio González.

El expresidente de la madrileño asegura que Casals le contó que la “amiga de la casa” llamó a Rodríguez para advertirle de que habían grabado “una conversación muy extraña”. “Edmundo está ‘acojonao’, me ha dicho que le están grabando o no sé qué. Es que tenemos una amiga de la casa que es magistrada, que ha ‘llamao’ para decir ‘oye, cuidao que han grabao una conversación de Edmundo muy extraña'”, le cuenta González a Zaplana sobre su encuentro con Casals.

Casals estuvo imputado, junto al director del periódico, Francisco Marhuenda, en el caso Lezo por supuesto delitos de coacción contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. El juez Eloy Velasco, que por entonces instruía el caso, decidió archivar esa investigación contra Casals y Marhuenda por unas supuestas presionas a la presidenta madrileña para proteger a Edmundo Rodríguez, el enlace de Ignacio González para los negocios del Canal en latinoamérica.

Comparte este artículo: