El jefe de la Oficina contra la Violencia de Género de Santander, en el cargo pese a ser investigado por acoso

Sede Policía Local Santander
Comparte este artículo:

La Fiscalía ha solicitado un año de cárcel para este sargento de la Policía Local por “trato degradante, lesiones y falso testimonio en causa judicial”

Los sindicatos denuncian la “connivencia” del Ayuntamiento y acusan a la alcaldesa de “mirar para otro lado” tras ser informada cuando tomó posesión

El jefe de la Oficina contra la Violencia de Género de la Policía Local de Santander, investigado por acosar de forma reiterada a una subordinada, mantiene su puesto  y sigue desempeñando funciones como las de  supervisar la unidad de vigilancia y protección de las víctimas a pesar de que tanto la Fiscalía de Cantabria como el Juzgado de Instrucción han detectado hasta cuatro presuntos delitos graves derivados de su actitud contra esta agente.

Tal y como se conoció esta misma semana, el Ministerio Público ha solicitado un año de cárcel por un presunto delito de acoso laboral para este responsable policial, con rango de sargento, al que acusan  de actos de “humillación, denigración o aislamiento” hacia la querellante, que debía asumir órdenes y actuaciones que “solo eran adoptadas para ella”.

Tras el periodo de instrucción,   la Audiencia de Cantabria ya había detectado indicios de delito en la actuación de este mando policial por incurrir en “trato degradante, lesiones, infidelidad de custodia de documentos y falso testimonio en causa judicial”, en un caso que está  pendiente de que se señale fecha definitiva para celebrar el juicio.

Según denuncian responsables sindicales en el Ayuntamiento de Santander, el acusado “sigue trabajando en el mismo puesto”, a pesar de que se han pedido medidas cautelares de forma reiterada y por escrito. Además,  denuncian la “connivencia” del PP y acusan a la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual, de “mirar para otro lado” tras ser informada de este caso cuando tomó posesión de su cargo en sustitución del ahora ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Además, recuerdan que el Ayuntamiento es responsable subsidiario en un caso de acoso laboral como el que se está investigando, pudiendo tener consecuencias económicas para las arcas públicas, puesto que ante la situación que se estaba viviendo en el seno de la Policía Local tuvo que intervenir la sección de Prevención de Riesgos del Consistorio, que emitió informes que “se han ignorado”.

Medidas disciplinarias

Ante este escenario, la formación municipalista Santander Sí Puede, que encabeza el concejal no adscrito Antonio Mantecón, ha registrado esta pasada semana una moción que se debatirá en el próximo pleno de la Corporación en la que  exige al equipo de Gobierno que tome medidas disciplinarias y suspenda cautelarmente de sus funciones al jefe de la Oficina contra la Violencia de Género de la Policía Local.

“Nosotros no vamos a ser quienes no salvaguardemos la presunción de inocencia de cualquiera, pero tampoco podemos mirar para otro lado en cuestiones como la que nos ocupa”, señala en el texto Mantecón, que insiste en que “las fuerzas de seguridad del Estado, así como cualquier otro estamento de nuestra administración, deben de dar ejemplo constante a la ciudadanía”.

“Las mujeres víctimas de violencia machista son un colectivo muy vulnerable y al que hay que tratar con una sensibilidad especial. Acompañarlas, protegerlas, asesorarlas, es cometido de todas como sociedad y más desde la posición de poder que da el representar a las instituciones del Estado, tanto en el ámbito policial, como en administrativo o el judicial. Y creemos que, reiterando la presunción de inocencia y el derecho a su legítima defensa, debemos tomar medidas para que esto sea así”, concluye la moción de Santander Sí Puede.

Comparte este artículo: