Más de 11.000 personas piden a la UNESCO declarar a Toledo “ciudad amenazada” por el estado del Tajo.

Comparte este artículo:

Más de 11.000 personas se han sumado ya a la campaña de recogida de firmas en una conocida web en la que la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo pide a la UNESCO que declare a Toledo como ciudad “amenazada” debido al mal estado del río Tajo a su paso por la capital castellano-manchega que acaba de cumplir 30 años como ‘Ciudad Patrimonio de la Humanidad’.

Según han confirmado fuentes de la plataforma a eldiarioclm.es, el próximo 31 de enero está previsto  enviar una carta tanto a la directora general de la UNESCO,   Audrey Azoulay   como a la directora del Centro de Patrimonio de la institución, Mechtild Rössler, en la que se pone de manifiesto esta situación recordando “la indisoluble relación del río Tajo con Toledo” y denuncian “el pésimo tratamiento y estado de conservación al que el Estado español tiene sometido al Tajo”, cuestiones que, comentan a las responsables de la UNESCO, resultan “inaceptables e incompatibles con la Declaración de Patrimonio” y también es algo “impropio de una ciudad que le debe al río Tajo todo lo que fue y que sirvió para recibir ese reconocimiento y galardón” como Patrimonio de la Humanidad. 

En la misiva, los firmantes solicitan al Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que informe  sobre los “riesgos que pudieran derivarse del estado de desidia con que las administraciones españolas permiten el maltrato al río más largo y emblemático de la Península Ibérica en relación a la Declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad” que, dicen, ha convertido a su cauce “en gigantesca alcantarilla cuyas aguas están absolutamente prohibidas al baño desde 1972 debido a su constatada, continua e ininterrumpida contaminación”.

También solicitan que se   incluya a Toledo en la lista de Patrimonio de la Humanidad Amenazado, “debido al estado deplorable y recurrente de contaminación del río y que supone un deterioro del entorno natural” y que se abra  un proceso extraordinario de inspección y seguimiento al objeto de identificar y valorar el impacto en la Declaración de Patrimonio de la Humanidad. 

Otra de las reivindicaciones ante la UNESCO pasa por lograr que se   inste a las autoridades españolas a poner en marcha los mecanismos efectivos para proteger el Tajo a su paso por Toledo como patrimonio primigenio de la ciudad, “máxime teniendo en cuenta que las directivas europeas de conservación de hábitats y de masas de agua están siendo burladas, como así ha constatado recientemente una delegación de la Comisión Europea“.  

La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ya  inició la campaña el pasado mes de abril y hasta hoy ha recogido más de 11.000 firmas, aunque su intención es llegar a las 15.000 hasta el próximo 31 de enero.

Comparte este artículo: