Ginés Giménez, exjefe de policía de Coslada acusado de corrupción, rompe su silencio.

Comparte este artículo:

Diez años después de la operación que desató la policía en el marco del llamado caso Coslada (26 policías locales detenidos), el ex oficial jefe de la Policía Local de este municipio madrileño, Ginés Giménez, rompe su silencio con una entrevista exclusiva a EL PAÍS en la que se declara inocente de todos los hechos que se le atribuyen. En ella asegura que el caso Coslada (presuntas extorsiones a varios comerciantes) es fruto de una operación basada en un atestado ”de redacción novelada” y muestra su convencimiento de que en la Audiencia de Madrid quedará clara una cosa: “Nunca tenía que haber estado en este proceso”. A partir de este lunes, Giménez se sentará en el banquillo de la Sección XVII de la Audiencia madrileña junto a otras seis personas, entre ellas algunos de sus antiguos subordinados. El fiscal pide para Giménez 23 años de cárcel.

De los 26 detenidos, diez años después de la mediática operación policial que efectuó la UDYCO, sólo serán juzgados siete. Los otros agentes detenidos fueron exculpados en los años siguientes y a muchos de ellos el Ayuntamiento ha tenido que devolverles las nóminas que dejaron de percibir tras los arrestos. La investigación fue desarrollada por el juez Eduardo Cruz, quien ordenó infructuosos pinchazos telefónicos y posteriormente fue suspendido de funciones por el Consejo del Poder Judicial por irregularidades en la tramitación de otras causas. Fuentes jurídicas aseguran que la fiscalía “tendrá que acreditar bien en que fundamenta los 23 años de cárcel” que le pide a Ginés Giménez. “El derecho exige pruebas, y veremos a ver las que hay después de tantos años de trajín”, afirman estos medios.

Comparte este artículo: