Puigdemont convoca a los diputados de JxCat en Bruselas.

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont
Comparte este artículo:
  • El president cesado quiere avanzar en las negociaciones que mantiene su formación con el resto de fuerzas independentistas para su investidura.

El líder de Junts per Catalunya (JxCat), Carles Puigdemont, ha convocado a los diputados electos de la formación a una reunión este viernes en Bruselas para avanzar en las negociaciones que se mantienen con ERC y la CUP, según han informado fuentes de la candidatura independentista.

El president destituido centrará el encuentro en perfilar una propuesta sobre la nueva Mesa del Parlament, tan sólo cinco días antes del pleno del día 17 de enero que tiene que constituir la Cámara de la duodécima legislatura.

Así, Puigdemont y los diputados electos de JxCat podrán cerrar los flecos de una propuesta que Esquerra y la CUP tendrían que validar este fin de semana. Además, desde JxCat insisten que encima de la mesa no hay ningún plan alternativo a investir a su cabeza de lista, y de hecho aseguran que la vía telemática para hacerlo es una posibilidad, así como su retorno a Catalunya

La Mesa, el primer paso

Desde JxCat reiteran que el primer acuerdo que hay que alcanzar con el PDeCAT, ERC y la CUP -que este fin de semana reúnen sus estructuras de ejecutivas y bases- es sobre la Mesa del Parlament. Hay que tener en cuenta que la constitución de este órgano parlamentario es clave, ya que será la Mesa y la presidencia del Parlament quien tendría que dar luz verde a una hipotética investidura telemática de Puigdemont.

Si no hay ningún cambio, ERC es quien mantendrá la presidencia de la Cámara, a la espera de si Carme Forcadell acepta repetir en el cargo o si se plantea otro nombre. De este modo, la segunda fase de las negociaciones se centrarán en la presidencia del Ejecutivo y las posibilidades de recuperar el Govern “legítimo”.

Desde la autodenominada “lista de presidente” reiteran que la vía telemática para investir a Puigdemont es una opción posible, y no esconden que se trabaja sobre la posibilidad de que su candidato, Carles Puigdemont, vuelva después a Catalunya.

Todos los escenarios abiertos

En todo caso, Puigdemont mantiene todos los escenarios abiertos, cuando faltan nueve días por el pleno de que tiene que constituir el Parlament. Según fuentes consultadas, el líder de JxCat sopesa tanto la opción de ser investido presidente de la Generalitat desde Bruselas -mediante la vía telemática si es preciso-, para después volver a Catalunya, como también la posibilidad de quedarse en Bélgica una vez acabe la investidura y evitar así pisar territorio español. Así esquivaría ser detenido y, posiblemente, encarcelado. En tercer lugar, el president destituido no descarta ir a nuevas elecciones al Parlament.

El reloj de la investidura

El 17 de enero es la fecha límite para decidir quien preside el Parlament y quien forma parte de la Mesa. A partir del 17, según establece el reglamento de la Cámara catalana, se tiene que celebrar la sesión de investidura dentro de los diez días hábiles, es decir, que el 31 de enero es la fecha límite.

En esta sesión el president tendría que ser investido por mayoría absoluta y en caso de no lograrlo el candidato se puede someter a una segunda votación dos días después, en la que sería suficiente mayoría simple, es decir, tener más votos a favor que en contra.

Si en esta segunda votación el candidato tampoco es elegido se pone en marcha una cuenta atrás de dos meses desde la primera votación de investidura. En caso de que se llegue a esta fecha sin president elegido, la legislatura se disuelve automáticamente y se convocan elecciones de manera “inmediata”, según el reglamento.

Unos comicios que se celebrarían a finales de mayo, teniendo en cuenta que desde la convocatoria hasta el día de las elecciones pasan 54 días, según establece la LOREG, la ley orgánica del régimen electoral general.

Comparte este artículo: