El del 78, un Régimen cada día más disociado de la mayoría social

Comparte este artículo:

Los hechos ocurridos los días 6 y 7 de enero en la AP-6 y otras autopistas de la zona (Ávila), son una expresión más de la incapacidad progresiva  -y ya alarmante- del Régimen monárquico postfanquista para gestionar las cuestiones de la vida; no ya de las llamémosle grandes cuestiones de la vida política, sino de las cuestiones más elementales de la vida cotidiana.

Una primera nevada, en una zona donde las grandes nevadas en esta época del año son cosa habitual, generó una situación caótica en la que se vieron involucradas miles de personas, incluidos numerosos niños entre los que había lactantes. Más de 18 horas bloquead@s en una autopista, sin que se les aportara ningún tipo de apoyo o ayuda, debido a una gestión absolutamente ineficaz por parte de la empresa privada concesionaria, así como de la administración pública, estatal y autonómica. No hubo información previa a l@s usuari@s, incluso a partir del momento en el que ya la AP-6 estaba bloqueada por la nevada; y por supuesto no se tomaron las medidas más elementales para evitar que esa nevada tuviera los efectos que tuvo entre l@s usuari@s de la autopista. Entre otras cosas, además de la información para que no se entrara una vez estaba bloqueada, la ubicación previa de quitanieves para que estos hubieran podido actuar en el momento oportuno. Normas elementales y previsiones sencillas han brillado por su total ausencia. Por supuesto, como es habitual, nadie tiene responsabilidad sobre ello.

La solución a las cuestiones ocurridas el fin de semana pasado no es la de unas cuantas dimisiones -que ni eso ocurrirá por otra parte-, sino el cambio de un Régimen, el del 78, que solo sobrevive al servicio de los que están en su nómina: la mafia monárquica que cada día está más disociada de las necesidades de la mayoría de la población.

Sanidad, educación, pensiones, condiciones laborales, violencia de género… conforman el rosario de cuestiones que “gracias” a las privatizaciones y a la corrupción van de mal en peor.

Como decíamos al inicio de la editorial, no son sólo las cuestiones más globales: libertades, cultura, ética, etc. No, son cada vez más las cuestiones elementales de la vida cotidiana en las que se está demostrando que este Régimen es completamente contrario a los intereses de la mayoría social.

La confluencia de las privatizaciones, la corrupción galopante y la pérdida de soberanía, es una mezcla letal para las condiciones de vida de la mayoría de la población y la supervivencia de un proyecto sociopolítico propio.

Eso sí, ellos siguen a lo suyo, a organizar eventos de homenaje, con el dinero de tod@s, a las diferentes generaciones de la monarquía más corrupta y antipatriótica que ha existido en el Estado español, la borbónica. Vuelve Juan Carlos I.

De esto solo nos saca una República.

 

Izquierda Castellana

Castilla, a 8 de enero de 2018

Comparte este artículo: