La guerra llama a las puertas de Madrid: se decreta la evacuación

Recreación BATALLA MADRID
Recreación BATALLA MADRID
Comparte este artículo:
El dos de enero de 1937 la población civil madrileña recibía la orden de evacuación ante el avance de las tropas del frente franquista, que cercaban la ciudad en su intento de declinar la contienda a su favor.

La ciudad de Madrid sintió cómo la amenaza de la contienda sobrevolaba la ciudad desde que en julio de 1936 se produjese el golpe de Estado militar contra la Segunda República, que derivaría en el comienzo de la Guerra Civil Española. Esta llamó pronto a las puertas de la capital, obligando al Gobierno a poner rumbo a Valencia en el mes de noviembre, temeroso de sucumbir ante el bando nacional.

La creencia de que conquistar Madrid decidiría la guerra llevo al ejército sublevado a centrar en la ciudad su ofensiva. La respuesta de un pueblo madrileño resistente y heroico trastocó los planes franquistas, cuyos generales se vieron obligados a idear diversos frentes de ataque.

No obstante, a pesar de haber frenado numeroso envites, el dos de enero de 1937 se decretaba la evacuación de la población civil, una orden que no encontró demasiados adeptos, por el contrario.

Fracasado el intento de envolver Madrid por el noroeste y atacarla por el norte, los sublevados intentaron penetrar por el sureste, hacia el río Jarama. El objetivo: cortar la carretera de Valencia, por donde llegaban la mayoría de los vitales suministros. Se iniciaba así la cruenta Batalla del Jarama el cuatro de febrero, que terminaría tres semanas después sin que los rebeldes lograsen su propósito de aislar y tomar Madrid.

Comparte este artículo: