El presidente del PP vasco, el exministro Alonso, de ‘potes’ con las infantas y Urdangarin en Vitoria

Comparte este artículo:
  • Condenado por corrupción, el cuñado del Rey pasa en la capital Vasca posiblemente su última Navidad en libertad con su esposa Cristina de Borbón y la hermana de ésta.

Como tienen por costumbre, la hermana del Rey, Cristina de Borbón, y su esposo, Iñaki Urdangarin, han viajado a Vitoria para pasar el fin de año con la familia de él, residente desde hace años en la capital vasca. A la celebración se ha unido como el pasado año la otra hermana del jefe del Estado, Elena, y su hija Victoria Federica. Se trata de unas vacaciones de Navidad especiales, quizás las últimas en liberad para Urdangarin, ya que se prevé que en 2018 pueda hacerse efectiva en el Tribunal Supremo la condena por corrupción que recibió por sus actividades como conseguidor en el Instituto Noos, un proceso en el que también estuvo imputada su mujer pero del que quedó finalmente absuelta.

Todos ellos se han dejado ver por la ciudad en los últimos días, donde han aprovechado el buen tiempo para pasear y hacer compras. Según explican fuentes policiales, durante su estancia en Vitoria están escoltados por funcionarios del Estado, si bien la seguridad con la que cuentan es menor debido a su pérdida de rango dentro de la Corona española, cambios motivados precisamente por esta investigación judicial.

En las últimas horas, algunas agencias especializadas han tomado fotografías de las dos hermanas de Felipe VI. Eldiarionorte.es, en cambio, ha podido acceder a una imagen de las infantas con el propio Urdangarín en la terraza de un establecimiento. En la fotografía se les ve tomando un ‘pote’ y conversando de manera distendida con el presidente del PP vasco y exministro de Sanidad del Gobierno de Mariano Rajoy, Alfonso Alonso. Alonso ha sido vecino de la familia Urdangarín en una urbanización del barrio vitoriano de El Batán.

Durante su etapa como portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alonso afirmó que seguía la investigación a Urdangarin con un gran “interés” pero pidió que “las actividades privadas” del entonces duque de Palma no interfirieran en “lo que significa” la monarquía española “para todos”. “Una cosa es la Corona y otra muy distinta los problemas que pueda tener la actividad privada de Urdangarín”, manifestó Alonso.

Comparte este artículo: