Muere una mujer tras pasar doce horas en urgencias sin ser atendida

Comparte este artículo:

El personal sanitario la llamó varias veces pero al no obtener respuesta pensaron que se había ido.

Una mujer de 64 años murió en la sala de urgencias del Hospital San Juan de la Cruz, de Úbeda (Jaén), donde pasó doce horas en una camilla sin que nadie se diera cuenta de su presencia y sin ser atendida.

Los hechos ocurrieron el 21 de diciembre cuando la mujer se sintió mal en la residencia de mayores donde vivía en Quesada (Jaén) y, por recomendación del médico, fue trasladada al hospital de Úbeda, acompañada por una auxiliar, según publica este jueves el diario Ideal y han confirmado fuentes de la Delegación de la Junta de Andalucía en Jaén.

Un profesional preguntó quién era la mujer y cuando fueron a atenderla se percataron de que había muerto

En el centro hospitalario se hicieron cargo de ella y pasadas las dos de la tarde quedó en una camilla en la sala de espera, donde, según apunta el Ideal, incluso la llamaron varias veces, pero, como no estaba en condiciones de contestar, pensaron que se había ido.

A las diez de la noche hubo un cambio de turno, hacia las dos de la madrugada un profesional del hospital preguntó quién era esa mujer, a la que había visto respirar con dificultad, y cuando fueron a comprobarlo se percataron de que había muerto.

Entonces se pusieron en contacto con la familia y con la autoridad judicial, por lo que se personó en el hospital la Policía Nacional y se ha abierto una investigación sobre lo ocurrido.

Se ha abierto una investigación sobre lo ocurrido

La dirección del hospital ha emitido hoy un comunicado en el que anuncia que ha abierto una información reservada sobre el fallecimiento de esa paciente y que está recopilando todos los datos sobre el caso para “determinar las circunstancias en las que se ha producido el fallecimiento y, a partir de las conclusiones de la misma, tomar las medidas necesarias para que hechos como estos no vuelvan a producirse”.

El hospital, que recuerda que los hechos se encuentran bajo investigación judicial, lamenta el fallecimiento de esta mujer “y las circunstancias que lo rodean”.

Los responsables del centro aseguran que “colaborarán en todo lo necesario para que se esclarezca lo ocurrido y se depuren las responsabilidades que pueda haber” y añaden que se han puesto a disposición de la autoridad judicial para facilitar toda la información que se les requiera.

Comparte este artículo: