El ‘hombre de Botella’ dice que vendieron 1.860 casas a un fondo buitre porque la situación era “catastrófica”

Ana Botella, ex alcaldesa de Madrid
Ana Botella, ex alcaldesa de Madrid
Comparte este artículo:

El exconsejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo se escuda en la situación económica del Ayuntamiento para justificar el expolio de la vivienda pública de Madrid.

Las dos personas que firmaron la venta de 1860 viviendas sociales de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid al fondo de inversión ‘Blackstone’, gestionado a través de Fidere, han declarado este miércoles ante la Justicia. Se trata de Fermín Oslé, exconsejero delegado de EMVS, y de Alfonso Benavides, apoderado de Fidere. Los dos estamparon su firma en el jugoso contrato que expolió la vivienda pública del Ayuntamiento de Madrid. 

En su declaración ante el Juzgado de Instrucción 38 de Madrid, los dos firmantes del contrato han respondido a las preguntas del juez y han rechazado contestar tanto a los abogados de los afectados por estas viviendas como a las de la propia Fiscalía. El abogado de la Asociación de Afectados, Mariano Benítez de Lugo, ha afirmado que ambos han alegado que la situación del Ayuntamiento era “catastrófica”. “También han argumentado que el Plan de Viabilidad exigía la venta de las viviendas”, ha informado el abogado, que ha asegurado que no es cierto que la situación fuera “catastrófica”.

Para el letrado, que ni Oslé ni Benavides hayan respondido a sus preguntas denota “una sensación de inseguridad”. “Cuando uno tiene la conciencia tranquila no tiene por qué tener miedo a las preguntas de un abogado”, ha dicho Benítez de Lugo que, sin embargo, se ha congratulado de que hayan tenido que comparecer ante el juez tras más de tres años desde que reclamó su declaración.

Por su parte, Arantxa Mejías, presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas de EMVS, ha detallado que estas primeras declaraciones suponen para los afectados “una esperanza, una puerta abierta”. “Todas estas ventanas judiciales son muy esperanzadoras, somos familias luchando contra los poderosos por nuestras casas. Esta es una de las mejores noticias que nos podría regalar el 2017″, ha señalado.

En el plano personal, Mejías también se ha mostrado satisfecha porque hace justo un año llegó a su casa un burofax en el que le instaban a abandonar su vivienda para proceder a un desahucio. “Ahora los responsables de la venta de mi casa están en los juzgados dando explicaciones“, se ha congratulado.

“Que no hayan querido declarar es significativo. Si lo hicieron tan bien como defendió en su momento Ana Botella no entendemos cómo no han explicado claramente por que vendieron mi vivienda y otras 1.860 más. A veces el silencio es una manera de respuesta”, ha apostillado Mejías.

Pedirán que declare Botella

El abogado Benítez de Lugo también ha señalado que próximamente pedirán que  declaren ante el juzgado la exalcaldesa de Madrid Ana Botella y su Junta de Gobierno, a quienes responsabiliza en último término de la venta de vivienda pública. “Tras Oslé y Benavides, voy a pedir que declaren los altos directivos de EMVS en ese momento, y después reclamaré la declaración de la Junta de Gobierno de Ana Botella”, ha resaltado Benítez de Lugo, que ha culpado a todos ellos de “la patochada de concurso en la que se vendieron las promociones: sin mesa de contratación ni pliego de condiciones”.

Comparte este artículo: