Unicef alerta que uno de cada tres niños de Castilla y León vive en riesgo de pobreza

Comparte este artículo:

La ONG destaca los buenos datos PISA, pero advierte de que en 180 municipios de la Comunidad no hay ya niños.

Unicef Castilla y León alerta que el 29,5 por ciento de los niños de la Comunidad vive en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 32,9 por ciento en España, lo que supone tener dificultades para afrontar gastos derivados de la educación, relacionados con la vivienda o para asumir determinados costes derivados de la salud, según se recoge en su informe ‘Bienestar Infantil y Equidad Educativa en Castilla y León’.

En el estudio, aunque se destaca los buenos resultados que obtienen los escolares en el informe PISA, también se advierte de los problemas de la despoblación. En este sentido, se indica que el 55,5 por ciento de la población de entre cero y 17 años, que representa el 14,5 por ciento del total de la población, se concentra en quince municipios, y se apunta a que en 180 municipios ya no hay niños.

En el informe se reconoce que Castilla y León es la comunidad con mejores puntuaciones en los resultados del informe PISA en capacidades de matemáticas, ciencia y lectura, con promedios por encima de media nacional y también de la media de la Unión Europea. Sin embargo, la tasa de repetición es elevada en la comunidad y afecta al 31 por ciento de los niños, el mismo porcentaje que para el resto de España.

Por su parte, la tasa de idoneidad, que indica si el alumno se encuentra escolarizado en el curso que le corresponde por su edad, es del 62,8 por ciento, lo que supone que 4 de cada 10 niños de 15 años está en un curso inferior al que le corresponde, “lo que aumenta las probabilidades de abandonar la escuela”.

Unicef también argumenta que además de la pobreza, otros factores que influye en la exclusión educativa son el origen ético y nacional y el género. Así, resalta que los resultados PISA en Castilla y León son mejores para los estudiantes de origen nacional y el porcentaje de niños que repite curso en primero de ESO es del 15 por ciento, frente al 11 por ciento en el caso de las niñas.

Críticas


La ONG también critica que esta situación se produce en un contexto de reducción a medio plazo de la inversión pública en educación y asegura que desde el año 2007 la inversión anual por alumno se ha reducido en un 14,4 por ciento, al pasar de 6.986 a 5.981 euros.

Al mismo tiempo, plantea que la promoción del desarrollo del niño pasa por invertir en la primera infancia (0-3 años). En Castilla y León, 1 de cada 3 niños (33,4 por ciento) está escolarizado antes de los tres años, mientras que a nivel nacional, este dato es del 55,4 por ciento.

Entre las recomendaciones también plantea situar a la infancia como un colectivo prioritario en políticas ya existentes en la comunidad autónoma, como el Plan Estratégico de Servicios Sociales o la Red de Protección a las Familias Afectadas por la Crisis, “dotando a estas iniciativas de inversión específica para ello”.

A su vez, también pide fortalecer las políticas educativas para atender a la diversidad, teniendo en cuenta las necesidades de los niños de origen extranjero, minorías étnicas y niños con discapacidad, e impulsar estrategias de detección temprana de estudiantes en riesgo de abandonar la escuela para poner en marcha itinerarios de “valor académico y social” que fomenten la continuidad en el sistema educativo

Comparte este artículo: