CCOO denuncia el «despido improcedente» de dos empleadas del Hospital de Calahorra

Comparte este artículo:

La secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sanitarios (FSS) de CCOO en La Rioja, Carmen Martínez Román, ha denunciado hoy el “despido improcedente” de dos empleadas públicas de la Fundación Hospital Calahorra tras alertar de irregularidades en materia de contratación por la gerencia, ha explicado EFE.

Martínez Román, acompañada del secretario general de la Federación Estatal de FSS de CCOO, Antonio Cabrera, y del delegado sindical de CCOO en el Hospital de Calahorra, Suso Junquera, ha rechazado hoy, en rueda informativa, estos dos despidos por “defender el reglamento de contratación de su centro de trabajo”.

Junquera ha explicado que las dos trabajadoras de la Fundación Hospital Calahorra, “ambas en puestos de coordinación, tituladas superiores y funcionarias de carrera, que lograron su puesto tras un proceso de selección pública”, fueron despedidas el pasado 6 de septiembre.

Antes de estos despidos, ha argumentado que hubo “un proceso previo de más de un mes de duración”, durante el cual las dos empleadas públicas “sufrieron conductas reiteradas de acoso laboral”.

Ambas, ha añadido, denunciaron ante el Patronato de la Fundación, por una parte, “presiones probadas en relación a un proceso de contratación en curso” y, por otra, “exigir a proceder a la contratación directa de una persona, sin la publicación de ofertas, como se exige para poder escoger entre tres, el de menor importe”.

En este último caso, ha afirmado que “se le pedía a la coordinadora que llamara a Javier o a Pancho, a un teléfono determinado, para hacer un pedido por una cantidad ya determinada”.

Ha lamentado que estas denuncias al Patronato “no se hicieron públicas”, ya que “es su responsabilidad averiguar e investigar estos hechos denunciados, antes de proceder al despido de las trabajadoras el 6 de septiembre”.

El pasado 4 de diciembre, ha matizado que se llevó a cabo un acto de conciliación en el Tribunal Laboral de La Rioja, en el que “la parte de la Fundación apareció con talones para indemnizar ambos despidos improcedente”.

Ha lamentado que “un gestor público reconozca la improcedencia de dos despidos” y en lugar de ofrecer la reincorporación a su puesto de trabajo “intentan que los ciudadanos paguen las indemnizaciones”.

La dos trabajadoras “fueron despedidas por denunciar irregularidades y defender las reglas de contratación” y ha argumentado que es “un problema laboral y político, a pesar de que los políticos quieren ampararse en la laboralidad del mismo para salir de rositas”.

Junquera ha considerado que también se ha “vulnerado el derecho al honor de las dos trabajadoras” y que en el juicio que se celebrará el próximo 28 de febrero se instará a la readmisión de las dos empleadas.

Por su parte, Cabrera ha incidido en que “se trata de un problema político”, ya que “se instó a la consejera de Salud del Gobierno regional, María Martín, a una reunión para resolver el conflicto, pero no quiso acudir ni buscar una solución política a un problema político”.

Ha reconocido que “aún hay tiempo para llegar a un acuerdo” y ha confiado en que “de la misma forma que ha habido un reconocimiento expreso de que los despidos no son justificados, se opte a la readmisión de las dos profesionales”.

Además, ha anunciado que CCOO se personará en el juicio como “coadyudante”, ya que afecta a dos empleadas públicas y afiliadas al sindicato y ha subrayado que el Hospital de Calahorra “no es un cortijo y los trabajadores deben tener las mismas garantías que en cualquier otro empleo”.

Comparte este artículo: