Tensión en el Museu de Lleida con el traslado de las obras de Sijena

Comparte este artículo:
  • Se han producido cargas policiales para contener a las 500 personas que protestaban en el exterior
  • Las primeras obras ya han salido del Museu de Lleida en camiones de mudanzas

Una decena de vehículos de la Guarcia Civil se ha personado a las cuatro de la mañana en el Museu de Lleida junto a los técnicos aragoneses que deben efectuar el traslado de las obras de Sijena . Van a proceder a la devolución de 44 bienes al Monasterio de la localidad oscense después de que hoy acabara el plazo dado por el juez. Unas 200 personas han protestado a las puertas del museo durante la madrugada y pasadas las 8.45 horas se han producido cargas policiales para contenerlos. A consecuencia de ello han tenido que atender a un hombre que sufría taquicardias tras haber recibido un golpe de porra.

El momento de tensión con la policía autonómica ha tenido lugar en la Rambla d’Aragó de la capital del Segrià. Los agentes trataban de ampliar el cordón de seguridad delante de la fachada principal del museo y, ante la negativa de los protestantes, la policía catalana ha respondido con empujones y porrazos. Los Mossos han procedido después a identificar a un elevado número de asistentes y acto seguido la concentración en la calle se ha elevado a unas 500 personas.

Los responsables del Museu de Lleida han utilizado su cuenta en Twitter para protestar ante las cargas policiales. “Nos llegan noticias de fuera que nos hacen sufrir. Por favor, no carguéis contra personas que se manifiestan pacíficamente”, denuncian en la red.

“Fuera las fuerzas de ocupación”, “Manos arriba, esto es un atraco” o “Mossos, no os merecéis la senyera que lleváis” eran algunas de las consignas que coreaban los manifestantes. A pesar del mal tiempo con el que se ha despertado Catalunya y buena parte de la península, este grupo de personas ha acudido al Museu de Lleida para defender algo que consideran de su propiedad. Así se podía leer en alguna de las pancartas que portaban: “Las pagamos, las restauramos, las cuidamos y se las llevan”.

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra los manifestantes en el Museu de Lleida
Los Mossos d’Esquadra han cargado contra los manifestantes en el Museu de Lleida (Cedida/ A.R.)

Entre los asistentes se han personado políticos de varios grupos como el diputado de ERC en el Congreso, Joan Tardà, quien ha aprovechado la ocasión para responsabilizar a los partidos que defienden el artículo 155 de esta operación de la Guardia Civil. Ha calificado este acto como un “atropello”, una “vergüenza” y un acto de “humillación” hacia los catalanes. Además de Tardà, también se han desplazado hasta Lleida Mireia Boya (CUP), Laura Borràs (JuntxCat) o Núria Marín (ERC).

Otro político que se acercó al Museu de Lleida ha sido el propio alcalde de la ciudad, Àngel Ros. El socialista se personó en el recinto de madrugada y por la mañana, pero no ha podido entrar. Ha abandonado el lugar entre gritos de “Ros Dimisión” y “Llevaos también a Àngel Ros”. Los asistentes a la protesta le responsabilizan del traslado de las 44 obras de Sijena a pesar de que el propio alcalde presentó un recurso en la Audiencia Provincial de Huesca para evitarlo.

Amenaza sanitaria del Govern a Aragón

El director de los Servicios Territoriales de Cultura de la Generalitat en Lleida, Josep Borrell, ha afirmado que el traslado de las obras de Sijena puede perjudicar a los aragoneses que viven en la franja. Especialmente a aquellos que reciben asistencia sanitaria en la capital de Segrià.

“Puede ser que a la gente de Aragón les pase factura, porque hay servicios que presta Catalunya a los aragoneses de forma desinteresada y generosa y que se paga, como el servicio sanitario, pero podría ser que nos lo repensáramos”, anunciaba Borrel esta mañana a las puertas del Museu de Lleida.

“Todo el operativo del Gobierno de Aragón, compuesto por técnicos, la perito y por una empresa especializada, ha entrado en el Museu y está procediendo al embalaje de todas y cada una de las piezas, de las 44, para su posterior traslado al Monasterio de Sijena”, ha relatado el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escartín. Si todo marcha según lo previsto, hoy se podría poner fin a un largo litigio entre Aragón y Catalunya por la pertenencia de estos bienes que regresarán a Villanueva de Sijena.

Hace 20 años las monjas del Monasterio de Sijena vendieron estas obras a la Generalitat, pero en 2015 una sentencia declaró nula la compraventa. El proceso se devolución se ha ido retrasando hasta que el Gobierno central lo ha agilizado con la aplicación del 155.

Las piezas serán transportadas en un camión y una camioneta de una empresa especializada

A las 12.15 horas han empezado a salir del Museu de Lleida las 44 piezas de Sijena para ubicarlas en los vehículos que las llevarán a la localidad oscense. Se han necesitado cerca de 8 horas para culminar los preparativos y embalar las piezas para ser transportadas al Monasterio de Villanueva de Sijena en una camioneta y un camión de la empresa Feltrero, especializada en este tipo de operaciones.

Los vecinos de Villanueva de Sijena este mediodía han empezado a acercarse al monasterio para estar presentes cuando lleguen las obras. Por su parte, el alcalde de esta localidad, Ildefonso Salillas, ha afirmado que “no tienen muchos visos de prosperar” los recursos que presentan desde Catalunya.

Salillas es consciente de que “a nadie le gusta que saquen las cosas de un museo”, pero esgrime que no se hubiera llegado a esta situación si Catalunya hubiera devuelto las piezas en cumplimiento de una sentencia judicial.

Comparte este artículo: