Rajoy ha recortado 377 euros de media a cada becario universitario desde que gobierna

Comparte este artículo:

“Ningún gobierno de España ha dedicado tanto dinero a becas en la historia como éste”. El ex ministro de Educación José Ignacio Wert se hartó de repetir esta frase durante su mandato para hacer frente a las críticas por los recortes en las ayudas y el endurecimiento de los requisitos para obtenerlas. Ahora, más de dos años después de que dejara el cargo, el Gobierno desmiente su mantra: desde que Rajoy llegó al Gobierno, en 2011, la cuantía media de las becas universitarias se ha recortado en 377 euros, lo que supone una caída de más del 11%. Así lo reflejan los datos que el Ejecutivo ha hecho públicos a través de una respuesta parlamentaria al Grupo Parlamentario Socialista. Mientras la cuantía media de las ayudas universitarias se situó en 3.364 euros en el curso 2011-2012, esta cifra se ha quedado en 2.987 euros en el curso 2015-2016. Las comunidades más perjudicadas son Extremadura (-1,5%) y Castilla-La Mancha (-2,8%), donde el importe medio de las becas ha bajado casi 500 euros. El dinero que reciben los universitarios sólo ha aumentado en Catalunya, Navarra, Cantabria y la Comunidad de Madrid.

Según los datos del Gobierno, la reducción más severa del importe medio de las becas se produjo entre los cursos 2012-2013 y 2013-2014, que pasó de 3.268 euros a 2.878 euros, es decir, 390 euros menos. Este recorte coincide con el hachazo en el presupuesto destinado a becas que, como reconoció el propio Wert, cayó en 75 millones de un curso a otro. Fue también entonces cuando el Ministerio de Educación endureció los requisitos para obtener una beca universitaria: a pesar de la oposición de toda la comunidad educativa, que logró algunas concesiones, el Ejecutivo del PP subió del 5 al 5,5 la nota mínima para pedir una beca de matrícula universitaria (la que sólo supone la exención del pago de tasas) y elevó hasta un 6,5 la nota para las becas que implican dotación económica y que reciben los alumnos con rentas más bajas o que deben desplazarse para estudiar.

Comparte este artículo: