La Coordinadora contra el Narcotráfico de Pajarillos reactiva las ‘rondas’ por el barrio

Comparte este artículo:

Comenzaron en febrero de 2003 y, hasta enero de 2014, estuvieron en la calle denunciando a los narcotraficantes que campaban por el barrio ante la pasividad de las autoridades. Hoy los vecinos de Pajarillos han vuelto a la calle para denunciar el deterioro de la convivencia como consecuencia del repunte de la actividad de los traficantes de droga.

Cerca de 300 personas, en su mayoría de edad avanzada, han desafiado el frío y se han puesto detrás de una pancarta: ‘Contra el narcotráfico y la corrupción’. La misma con la que marcharon durante once años hasta casi limpiar el barrio de los traficantes. Les ha acompañado durante el recorrido la misma orquesta -acordeón, trombón, bombo, caja…- que lo había venido haciendo todos los viernes -y muchos domingos- en los años duros.

Cabecera de la manifestación a su paso por el corazón del 29 de Octubre. Foto: J.O.

“¡Vecinos, a la calle todos!” se gritaba desde un megáfono, minutos antes de las 20 horas, en el lugar habitual de la calle Pavo Real. Poco a poco han ido surgiendo personas, acompañadas o en solitario; en su mayoría de edad avanzada que han respondido a la llamada de la Coordinadora contra el narcotráfico, la corrupción y la especulación.

La ronda se ha iniciado al grito de ‘Convivencia sí, tráficantes no’ que se repetiría durante todo el recorrido, intercalado con versiones adaptadas de éxitos como ‘Resistiré’. La manifestación ha discurrido por la calle Faisán hasta Cigüeña, esquina con Villabáñez, donde se ha detenido. Allí ante la vivienda del que fuera cabecilla del clan de los Monchines se han pronunciado unas palabras para recordar lo conseguido en su momento con la presión vecinal y… policial, hasta el repunte registrado en los últimos meses.

“Vamos a acabar con ello. Cada vecino es un espía. No queremos traficantes, tampoco drogadictos que bastante tienen con su enfermedad. Que todo el peso de la ley caíga sobre ellos. Colegas, no os vamos a dejar respirar”, se dijo.

Los manifestantes reemprendieron la marcha adentrándose en el barrio 29 de Octubre al grito de ‘Aquí se vende droga y nadie hace nada’. Colibrí, Pingüino -donde desde un segundo piso arrojaron al menos un huevo lo que incendió los ánimos-, Cisne… para volver a salir a Villabáñez y atravesar Canario, Zorzal hasta llegar al punto de salida. Casi una hora de ‘ronda’ vecinal.

Nueva convocatoria: 13 de diciembre

“Va a hacer cuatro años que dejamos de manifestarnos después de muchos años de estar todos los viernes y domingos. Conseguimos que mejorara la convivencia, pero ultimámente el deterioro es brutal”, manifestó Luis Ocampo a los manifestantes.

Ocampo relató algunos sucesos, como los disparos a vecinos realizados con pistolas de balines reealizados por menores, allegados a narcotraficantes: “En un caso ante la presencia de un policía que se limitó a recriminar la acción sin intervenir el arma ni proceder a la identificación. ¿Qué hubiera pasado si esto lo hace un antifascista? Estaría juzgado en la Audiencia Nacional. Pero estos tienen impunidad”.

El dirigente de IzCa añadió que sin la lucha de los vecinos, “la tensión se ha relajado. No nos ha quedado otra solución que volver a salir a la calle, no porque nos divierta. Pero intentaremos a pesar del frío que sea lo más agradable, con la colaboración de nuestra orquesta. Hoy nos hemos juntado un buen puñado de vecinos, pero con una sola vez no será suficiente, el 13 de diciembre, martes, volveremos a salir desde Pavo Real. Entre tanto, haremos gestiones”.

La presidenta de la Coordinadora, Aurelia Fernández, dio las gracias a los vecinos y dijo: “La Policía está de brazos caídos. A ver si se pone las pilas y trabajan. Me da pena que estemos pagando impuestos y no hagan su trabajo”.

Comparte este artículo: