‘¡Educación sexual ya!’

Comparte este artículo:

Una d elas pancartas de la concentración. Foto: J.O.
Una de las pancartas de la concentración. Foto: J.O.

En el día internacional por la despenalización del aborto, la Coordinadora de Mujeres de Valladolid ha exigido “¡Educación sexual ya!” durante la concentración que ha tenido lugar en la plaza Fuente Dorada. Concentración en la que también ha estado presente el Foro Feminista de Castilla y León con idéntica reivindicación: “Educación sexual para no abortar”.

“Empieza el curso y un año más nadie podrá suspender en educación sexual. No es algo nuevo, hace muchos años que la educación sexual quedó fuera del currículo escolar, lo que ahora refuerza la LOMCE. La sexualidad sigue siendo un tabú a voces, solo abordada en las aulas de manera arbitraria y desde el miedo, y no como conocimientos básicos a los que deben acceder todas las personas en las escuelas e institutos, de manera integral, central e imprescindible para la construcción de relaciones igualitarias y la prevención de la violencia y las agresiones. Basada en el placer y en el derecho sobre el propio cuerpo, deseo identidad y orientación”. Así comienza el manifiesto -‘¡Educación sexual ya!’- redactado por la Coordinadora de Mujeres de Valladolid con motivo del día internacional por el derecho al aborto.

“Una educación sexual”, añade el manifiesto, “que reconozca la diversidad de las trayectorias y momentos de la vida y nos empodere para decidir y decir qué queremos, cómo, cuándo y con quién. Se niega el derecho a una sexualidad placentera mientras aumentan las brutales agresiones sexuales a mujeres y personas LGTBI“.

La Coordinadora de Mujeres de Valladolid exige la supresión de la Ley Wert. “Educación sexual integral, libre de sterotipos sexistas y legtbfóficos, respetuosa con las diversas formas de vivir la sexualidada según las edades, situacions migratorias, orientación sexual o identidad de género, que promueva el placer sexual y facilite la prevención de embarazos no deseados, etc”.

Un momento de la concentración. Foto: J.O.
Un momento de la concentración. Foto: J.O.

El Foro Feminista de Castilla y León, presente en la concentración, mostró una pancarta con una reivindicación en la misma dirección: ‘Educación sexual para no abortar. Aborto libre. Yo decido. Contra la reforma Gallardón’.

El manifiesto de la Coordinadora de Mujeres recordó este 28 de septiembre que sigue condenado la modificación de la ley de aborto, aprobada hace justo un año y que obliga a las jóvenes de 16 y 17 años a conseguir el permiso paterno o materno para abortar, “vulnerando su librtad, autonomía y dignidad, dejándolas en una situación de desprotección e infanticidio, precisamente a las que necesitan más garantías para ejercer sus derechos, abocando al aborto clandestino e inseguro”.

De ahí, otra de las exigencias planteadas por la Coordinadora de Mujeres: “Que el aborto esté fuera del Código Penal, respetando la  autonomía de las mujeres de 16 y 17 años, y garantizando su realización en la reda sanitaria pública, y no usado como moneda de negociación de los gobiernos con la jerarquía católica y los grupos fundamentalistas”.

El colectivo feminista insistió en el derecho de las mujeres sin pareja masculina y las mujeres lesbianas y bisexuales “a acceder a los sistemas de reproducción asistida de la sanidad pública, con carácter gratuita”.

La Coordinadora de Mujeres de Valladolid expresó en un día tan señalado como el 28 de septiembre su solidaridad “con todas las mujeres que aquí y en otros países del mundo están luchando como nosotras para que la interrupción voluntaria del embarazo sea reconocida como el derecho de las mujeres a decidir. Y muy particularmente a las mujeres de El salvador, Nicaragua, Honduras, república Dominicana donde hay mujeres condendas y en prisión por haber abortado”.

“Y también”, expresó la Coordinadora de Mujeres de Valladolid, “nos queremos hacer eco de la situación de los 30 millones de mujeres refugiadas y desplazadas por guerras o desasstres naturales que están más expuestas a embarazos no deseados y abortos en condiciones de riesgo, debido al mayor número de violaciones y a la interrupción del uso de métodos anticonceptivos por causas del desplazamiento”.

La tercera exigencia de la Coordinadora de Mujeres de Valladolid fue precisamente: “El excarcelación de las mujeres encarceladas en cualquier país del mundo para abortar. Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres migrantes y solicitantes de asilo sin discriminación”.

Mercedes Pastor leyó un poema, con el que se dio por finalizada la concentración en el día internacional por la despenalización del aborto.

Comparte este artículo: