El acuerdo ‘Altadis’ deja en la calle a medio centenar de trabajadores de Cantabria.

Comparte este artículo:

La recolocación de 152 empleados de La Rioja en la fábrica de Entrambasaguas conlleva el despido de los eventuales cántabros .

Los afectados llevaban entre cinco y siete años encadenando contratos temporales con la promesa de entrar fijos cuando se produjeran jubilaciones .

“Altadis abusa de sus eventuales, el comité calla”, denuncian los perjudicados, que piden al Gobierno que intervenga.

El ‘trasvase’ de 152 trabajadores de la fábrica de Altadis en La Rioja a la planta que la multinacional tabacalera tiene en Entrambasaguas (Cantabria) conlleva una ‘cara B’ que la dirección y el comité de empresa han tratado de mantener oculta, y es que esta recolocación supone el despido de casi medio centenar de empleados cántabros.

A comienzos de año, Altadis anunció un plan de reestructuración para evitar, según la empresa, “la pérdida de eficiencia y competitividad de la compañía ante la compleja situación que atraviesa el mercado del tabaco en España y en otros mercados”.

Tras varios meses de discretas negociaciones, la dirección y el comité sindical cerraron a última hora del jueves en Madrid un acuerdo que contempla el traslado de 209 trabajadores de la planta riojana, la mayor parte de ellos con destino a Cantabria.

En concreto, serán 152 empleados los que recalen en la comunidad cántabra, mientras que 23 se incorporarán a las oficinas y 2 a ventas en Madrid, y otros 32 a Alemania. Además, el acuerdo recoge un total de 141 prejubilaciones en Logroño y 139 en la factoría de Entrambasaguas.

Este plan de recolocación, que se llevará a cabo a partir del 31 de diciembre de este año -fecha prevista para el cierre de la planta de cigarrillos en el polígono de ‘El Sequero’ de Agoncillo-, conlleva el despido de un grupo de 40 personas que desde hace varios años -entre cinco y siete- trabajaban como eventuales en Cantabria.

Así se lo han comunicado durante la mañana de este viernes a los afectados la dirección de la fábrica y el comité de empresa, quienes les han transmitido que no han podido hacer “nada” por salvaguardar sus puestos. 

Pancartas colgadas en las inmediaciones de la fábrica, en Entrambasaguas.

De este modo, este casi medio centenar de trabajadores se verá en la calle después de llevar entre cinco y siete años encadenando contratos eventuales. En este sentido, se sienten “defraudados” con la dirección de la fábrica y el comité de empresa, porque durante este tiempo les habían asegurado que se incorporarían como fijos cuando se produjeran prejubilaciones o jubilaciones.

“Hemos trabajado sin rechistar, sin poner una pega a nada, esperando año tras año esas jubilaciones que nunca acababan de llegar. Y ahora que por fin llega el día tan esperado, que se crean en Cantabria casi 150 puestos de trabajo, trasladan a la gente de Logroño, y esa gran ilusión pasa a ser la peor decepción”, explican en declaraciones a eldiario.es Cantabria.    

En esta línea, se muestran muy críticos con la delegación sindical, a la que acusan de haberse “vendido” y “reído” de ellos. “Hemos estado desamparados, sin ninguna ayuda del comité, que no quiere saber nada de nosotros. Hemos sido totalmente invisibles”, denuncian.

Mediación del Gobierno cántabro

“Altadis abusa de sus eventuales, el comité calla”, “Manos arriba, esto es un contrato” o “Eventuales en lucha porque nadie nos escucha”, son algunos de los mensajes que se pueden leer en las numerosas pancartas que esta mañana han sido colgadas en las inmediaciones de la fábrica, así como en distintos puntos del municipio.

Los afectados se están movilizando para defender sus derechos y, entre otras actuaciones, estudian emprender acciones legales. También han mantenido un encuentro con representantes del Gobierno de Cantabria para reclamar su intermediación. 

Una de las numerosas pancartas que denuncia la situación de los eventuales de Altadis.

Una de las numerosas pancartas que denuncia la situación de los eventuales de Altadis.

Comparte este artículo: