La participación de COFELY en el HUBU, la circunvalación y Fundación Caja de Burgos. Crónicas de la Púnica en Burgos

Comparte este artículo:

La Trama de Corrupción de la Púnica extendió sus alargados tentáculos sobre la ciudad de Burgos. Una realidad que sólo ha sido sacada a la luz gracias al trabajo colectivo de los blogs burgaleses De Gamonal al Mundo, Burgos digital y Diario de Vurgos.

Imagen-con-todo-punica-caja-burgos

Después de desvelar la existencia de un misterioso “senador por Burgos” que pudo mediar entre Francisco Granados, uno de los principales acusados en la Púnica, y el Grupo Antolín, en esta segunda entrega de lo que hemos venido a llamar Crónicas de la Púnica en Burgos descubriremos la conexiones que este entramado desarrollo en el HUBU, la circunvalación o las relaciones de una empresa investigada dentro de la trama con Fundación Caja de Burgos.

Los trabajos de COFELY en el Hospital Universitario de Burgos han sido los más reflejados en la prensa. Medios como eldiario.es reflejan que la facturación correspondería a cerca de 25 millones de euros en contratos de Climatización y Eficiencia Energética. Muchos señalan a Eficanza, pero ésta no es la única empresa que pudo haber contratado servicios con COFELY. Entre las diferentes facturas, el informe elaborado para el sumario recoge algunas de ellas de 2011 y 2012 correspondientes a varias UTES del hospital.

Recordemos que en este período los delegados territoriales en Burgos de la Junta de Castilla y León fueron Jaime Mateu y Baudilio Fernández. El primero renunció para ser “senador por Burgos”…

En cuanto a las reacciones, la Junta de Castilla y León trató de negar la mayor y finalmente tuvo que admitir que se habían realizado una serie de trabajos, pero que sólo se habían pagado “facturas limpias”. Parece que la investigación judicial no da por hecho que esto sea cierto.

Otro aspecto que llama poderosamente la atención es que, tres días antes de las detenciones, Méndez Pozo emitía un comunicado según el cual renunciaba a su puesto como consejero en EFICANZA. Según él, para dejar paso a otras personas que asumieran los retos que suponía el hospital. Casualmente, se libró de tener que afrontar el papelón del Consejo de Administración de Eficanza en cuanto saltó la noticia. Pero de Méndez Pozo hablaremos más en otro momento: su familia y la Púnica merecen un capítulo aparte.

Y hablando de hospitales tenemos que recordar a otra empresa: VALORIZA. Dado que se encargaba de la limpieza en el antiguo Hospital Divino Vallés, y éste cerró, su plantilla debía pasar al nuevo hospital, a trabajar para EFICANZA. Pero VALORIZA sumió a las limpiadoras en una situación dramática, ya que ni las subrogó ni las despidió, y pasaron por todo un calvario jurídico hasta que finalmente consiguieron que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León reconociera que se trataba de despidos improcedentes. El SACYR tuvo un gran papelón, ya que se mantuvo al margen de la situación en todo momento.

segundo día1

Pues bien, resulta que VALORIZA ha sido objeto de investigaciones y denuncias dentro del marco de la Operación Púnica en la Comunidad de Madrid. Pese a ello, la legalidad que padecemos no impide que siga siendo contratada por instituciones públicas. En Burgos, VALORIZA sigue trabajando para la administración pública, e incluso Aguas de Burgos le ha adjudicado el servicio de retirada y tratamiento de lodos de la EDAR el pasado mes de febrero. Todo legal, no hay problema; contratar a una empresa acusada de corrupción no ruboriza a nadie. Parece más la norma que la excepción. Total, ¿qué gran empresa no ha sido condenada por sus abusos? Esa es la nauseabunda lógica capitalista.

Pasando a otro asunto, encontramos otra factura de COFELY relacionada con nuestra ciudad: cobró más de 350.000 euros por la circunvalación de Burgos en 2014.

Y llegamos a otro aspecto ignorado por la prensa local. La asamblea del Centro Social Recuperado de Gamonal desveló que la empresa Waiter Music SL, investigada dentro de la trama, facturó a la Fundación Caja Burgos 36.775,23 € en el año 2013. Igualmente sacó a la luz que varios directivos de la entidad disponían de tarjetas “VIP” a las que pudieron cargar sus gastos.

La empresa WaiterMusic era conocida por la organización de eventos e incluso fiestas particulares para los responsables de la trama. Como ejemplo se puede citar la celebración por todo lo alto del cumpleaños de Francisco Granados y muchos actos para ayuntamientos del Partido Popular en Madrid, como Valdemoro. Su administrador único se encuentra en Soto del Real. Podríamos preguntarnos por tanto a qué se correspondería el pago que la Fundación Caja Burgos realizó a esta empresa. No sabemos si tenía algo que ver la “obra social” o alguno de los “fines solidarios” de los que alardea constantemente esta entidad carcomida por sus directivos. Como la prensa corporativa no ha querido hacerse eco, no han querido dar explicaciones.

Y terminamos con una anécdota bastante curiosa. Otro fragmento del sumario revela que algunos de los implicados en la trama Púnica sentían cierta envidia hacia ELECNOR en Burgos. Antonio Rubio refleja que en el servicio que esta empresa mantiene en el Museo de la Evolución Humana no trabaja el ingeniero que supuestamente debería supervisar los tareas, y que en lugar de tres operarios sólo acuden dos, pero que la Administración se lo permite. Antonio Rubio reconoce que ellos no lo hacen tan bien, que no saben “jugar a eso”. Parece que insinúa que ELECNOR es más persuasiva con las instituciones que ellos. Los trabajos que prestaba ELECNOR al MEH consistían fundamentalmente en el mantenimiento de la instalación eléctrica y la climatización, además de preparar las salas del auditorio cuando hay algún acto.

Los responsables políticos de la trama Púnica solían contratar fraudulentamente servicios eléctricos y de ahorro energético habitualmente con COFELY, pero al menos en los municipios de Carranque y Navalcarnero se está investigando si también se concedió a ELECNOR de manera irregular, según reflejan varios medios de comunicación. En otros municipios, la mayoría, se adjudican a COFELY pese a que también ELECNOR se presentaba a los concursos. Es decir, que estas empresas quizás hayan podido competir entre sí en muchos municipios relacionándose en varios casos con personajes vinculados a la trama. Sería interesante saber si seguían o no el esquema general de la trama, que podría consistir en “dar comisiones” al cargo público de turno.

Comparte este artículo: