Todo huele a podrido en el Régimen del 78.

Comparte este artículo:

Si la imagen que daba hasta ahora el Régimen monárquico-borbónico del 78 era nefasta, desde las pasadas elecciones generales del 20D es simplemente patética, insoportable. La mierda aflora por todos los poros de este Régimen post-franquista y el hedor que provoca no deja lugar a dudas sobre la naturaleza hedionda de los que lo componen, las viejas y las nuevas piezas de ese entramado que sólo sirve para dar cobijo al crimen organizado, a la represión, a las políticas antisociales, a la involución protofascista…

La aparición por supuesto, no casual, sino causal, de nuevos instrumentos políticos creados para intentar reoxigenar al Sistema y a su Régimen, no sólo no han venido a mejorar en lo más mínimo el escenario político oficial, sino que están sirviendo para demostrar en muy poco tiempo, por si quedaba alguna duda, que aquí el problema no es el bipartidismo y la solución su cambio por un tetrapartidismo. Aquí el problema es el de la imposición de un Régimen post-franquista, encabezado por los Borbones, la familia real más corrupta y antipatriótica de Europa. Una gentuza que tiene entre sus antecesores -también Reyes de España- a Felipe V, liquidador de las libertades de los Pueblos de la Corona de Aragón; a Fernando VII, el rey felón vendido a Napoleón, liquidador de los procesos de modernización y democratización en el Estado español durante el primer tercio del s. XIX, y que entre otras hazañas volvió a instaurar la Inquisición y cerró por decreto todas las universidades existentes en el Estado; a Alfonso XIII, conspirador en combinación con el fascismo español e internacional contra la II República; a Juan Carlos I, el rey emérito, un auténtico golfo, como la inmensa mayoría de los Borbones; o a Cristina de Borbón, que a pesar de los intentos por evitarlo por parte de la Abogacía del Estado y la Fiscalía, será juzgada por el caso Nóos, en el que todos los indicios señalan que también está implicado Felipe VI y Juan Carlos I. Vamos, que tenemos a una familia real que es realmente una familia de auténticos criminales, además con pedigrí.

El vodevil de la situación actual llega a tales extremos que los portavoces de la candidatura que dice representar a los movimientos sociales, en un ejercicio de absoluta apropiación indebida, se pelean por el sitio que tienen que ocupar en el Parlamento. Les parece que el que les han adjudicado es poco visible para las cámaras. Todo ello ocurre cuando hay cinco millones de personas sin trabajo y otros cinco millones tienen empleo precario, cuando hay un millón de ciudadan@s excluid@s del Sistema Sanitario Publico, cuando la violencia de género aumenta vertiginosamente, cuando la involución política esta acelerándose… y ellos preocupados por salir en la TV.

Lo hemos dicho reiteradamente y lo repetimos. Sólo hay una vía de avance para el Pueblo Trabajador. Sólo hay un camino para resolver nuestros problemas: la lucha y la organización popular. Con esas mochilas, muy pero que muy cargadas, estaremos en condiciones de ir a por las Elecciones Constituyentes, a través de las cuales los Pueblos del Estado español decidan democráticamente cual es el modelo político, socio-económico y de relaciones internacionales que desean.

En 2016 se cumplirá el 80º aniversario de la resistencia antifascista de los Pueblos del Estado español, de la heroica resistencia de Madrid. Aquella tarea quedó inacabada; es la hora de dar un gran impulso para finalizar lo que allí se inició.

Izquierda Castellana

Castilla, 2 de febrero de 2016

Comparte este artículo: