BNK España prevé efectuar los primeros sondeos de gas natural en el norte de Burgos en 2016

Comparte este artículo:

La compañía afirma que el seguimiento realizado a los pozos en Polonia durante 3 años avala la seguridad técnica de la fracturación hidráulica

Pozo en producción de BNK Petroleum. Pozo en producción de BNK Petroleum.

El Ministerio de Medio Ambiente de Polonia ha publicado un estudio que concluye que la exploración de gas convencional y la fracturación hidráulica de pozos durante más de 3 años no han causado ningún daño medioambiental.

Este informe, avalado por más de 60 especialistas de instituciones polacas de referencia como el Instituto Geológico y la Universidad de Ciencia y Tecnología Stanislaw Staszic de Cracovia, incluye datos de la empresa BNK Petroleum, cuya filial en España presentó el pasado mes de febrero sus proyectos para los primeros pozos de exploración de hidrocarburos en el norte de Burgos, en los permisos de Urraca y Sedano acompañados de sus estudios de impacto ambiental (EAI), en los que prevé efectuar los primeros sondeos en 2016.

“Las mejores prácticas industriales y una legislación medioambiental estricta como la española, una de las pocas de Europa que obliga a realizar los EAI en fase exploratoria, garantizan que las operaciones de fracking se realizarán de forma segura y compatible con la protección del medio ambiente y las personas”, explican los responsables de BNK España, quienes recuerdan que organismos nacionales e internacionales se han pronunciado de forma favorable sobre este tipo de iniciativas.

Entre ellos, destacan el Consejo Consultivo de las Academias de Ciencias de Europa (Easac), que agrupa todas las entidades de este tipo de la UE, “incluida la española”; el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas; el Colegio Oficial de Geólogos; la Asociación para la Defensa de la Calidad de las Aguas (Adecagua); la Royal Society of Science de Londres; y la Agencia de Salud del Reino Unido. Este estudio concluye que los riesgos asociados con la técnica de la fracturación hidráulica “se conocen, son bajos y gestionables mediante la aplicación de una legislación estricta y garantista y las mejores prácticas empresariales”.

Objetivos

El objetivo de BNK España con sus proyectos en nuestro país es confirmar la existencia de gas natural en la formación geológica Camino, situada en la cuenca vasco-cantábrica, la zona de España con mayor potencial de hidrocarburos. Para ello, ha seleccionado 6 emplazamientos, 3 en el permiso Urraca y otros 3 en el de Sedano, con una extensión media de 2,3 hectáreas.

La compañía tiene previsto realizar hasta un máximo de 2 sondeos por localización, mientras que la ejecución de las obras se hará de forma paulatina, puesto que el análisis de cada pozo determinará la siguiente ubicación. “Durante la tramitación y hasta que las administraciones concedan las licencias necesarias, no podrá realizarse sobre el terreno ninguna actividad relacionada con la exploración de hidrocarburos”, apuntan.

Comparte este artículo: