“Vamos a recuperar el Hospital de Burgos; su factura no la podemos pagar”

Comparte este artículo:
Martín Barrientos, Ana García y Juan Antonio Ayllón.

Martín Barrientos, Ana García y Juan Antonio Ayllón.

Juan Antonio Ayllón considera que ha llegado el tiempo de la acción política

últimoCero.Valladolid:: Viernes, 05 de Junio de 2015 ::

Juan Antonio Ayllón Domínguez está convencido que el nuevo Hospital Universitario de Burgos (HUBU) será recuperado para el sistema público en la próxima legislatura. Así lo expresó en su charla en el Ateneo Republicano organizada en colaboración con la Plataforma por la Sanidad Pública de Valladolid.

“Vamos a recuperar el Hospital de Burgos en la próxima legislatura. Creemos que lo vamos a conseguir, entre otras razones porque no queda más remedio: es una factura que no podemos pagar“, afirmó Ayllón Domínguez al final de su conferencia. ‘Hospital Universitario de Burgos: historia de una estafa’.

Ayllón Domínguez, médico del HUBU y portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, apeló al principio de su exposición a la solidaridad y a no ver los problemas de forma aislada, provincial. “En Burgos tenemos los mismos problemas que en Valladolid como consecuencia del auténtico golpe dado contra el estado del bienestar, que tantos años costo ganar y que el PP  ha liquidado en meses”, dijo.

“E incluso”, añadió Ayllón, “en Burgos tenemos  algún problema más, como es el del HUBU que también afecta a todos, ya que el dinero que se destina al saco sin fondo que es el hospital se lo están robando a todo el Sacyl”.

El portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos elogió el nivel alcanzado por la Sanidad de este país, “a punto de ser comparada con la sueca, a pesar de que nuestro modelo era más equitativo y barato. No sucedía lo mismo con la Educación por culpa de la Iglesia”, señaló para referirse al Informe Abril [Martorell], que en 1996 dijo “la mentira de que el modelo sanitario era insostenible, incluso antes de estrenar la Ley General de Salud”.

“Ya tenían prisa entonces”, continuó Ayllón, “en meterle la tajada al sistema sanitario, en el punto de mira de los intereses económicos que ve en él una gran oportunidad de negocio. Sabíamos que nuestro sistema iba a ser atacado como así ha sucedido: aplicaron recortes con el eufemismo de la austeridad, nos quitaron un millón de beneficiarios, nos pusieron el HUBU…”

Ayllón dibujó la realidad sanitaria de Burgos a principios de 2000  para a continuación realizar una detallada cronología de la gestión y desarrollo del HUBU. “La sociedad reclamaba un nuevo hospital y en vez de hacerlo con la fórmula del Río Hortega de Valladolid se valieron de una aplicada por Margaret Thatcher: ‘No tengo dinero para hacer el hospital, que lo hagan -y a su gusto- los que lo tienen y yo os lo pago durante 30 años’. En principio puede no sonar mal, ya que la Administración no se endeuda, porque esos pagos no se consideran deuda pública.”

Esto ocurría en 2005, al año siguiente salió el concurso del HUBU. Se presentan tres ofertas y se acabó formando una UTE con constructoras, bancos, empresas de servicios… “Ahí están OHL, la de Villar Mir -implicado en la Gürtel; Méndez Pozo, el cacique de Burgos; el Banco Santander, todas las Cajas… Se dice que el hospital costará 240 millones de euros y que se construirá en un plazo de 42 meses. La financiación correrá a cargo de la UTE y durante 30 años pagaremos una renta para cubrir los 240 millones más los servicios no asistenciales. Como el hospital era privado, los médicos, enfermeras y celadores iríamos de alquiler a ese centro”.

“A la mitad de la obra”, prosiguió Ayllón, “se para la construcción ante la falta de liquidez. El hospital se concluye con dos años de retraso y como consecuencia de los modificados introducidos el coste ya no son 240 millones. Uno de los modificados es por 56 millones de euros por hacer cosas que hemos demostrado que eran mentira: el helipuerto que ya estaba en el proyecto original; el ser un hospital universitario, que ya lo era desde el principio; el ser referencia en cirugía de La Rioja…  Hace cuatro meses tuvimos conocimiento de otro modificado de 218 millones.Todo esto lo materializamos en un recurso, para poder ir a un contencioso-administrativo, que precisamente ayer nos comunicaron que ha sido denegado. Hoy tenemos un hospital enormemente más caro sin que nadie sepa cuánto más. Alguna vez lo sabremos. La Junta ya ha reconocido que toda la operación que iba a costar mil millones, va ya por 1667 millones de euros. Y no hemos acabado“.

Ayllón Domínguez también se detuvo en analizar los 15 servicios que se han privatizado a través de subcontratas, algunas de hijos de Méndez Pozo, como es la de la conservación de los aparatos.

“El alquiler del primer año eran 37 millones los previstos; hemos pagado 71. Es decir, está costando el doble. Además, su diseño es muy malo y está horrorosamente construido, es un mamotreto lleno de hormigón”, en palabras de uno de sus médicos y portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, que informó de las movilizaciones llevadas a cabo durante los dos últimos años para recuperar el HUBU.

El ejemplo francés

Además de sacar a miles de personas a la calle en varias ocasiones, recoger 32.000 firmas y organizar decenas de actos informativos en la capital y en la provincia, la Plataforma invitó a Burgos a Alain Verret, exdirector de un hospital de 1.000 camas cercano a París, construido con una forma muy parecida al HUBU y que recientemente ha sido recuperado para el sistema público.

“Verret se ha reunido con todos los partidos y sindicatos para explicar cómo lo han hecho en Francia. Él levantó 8.000 actas de irregularidades del centro para el que había sido contratado un año antes de su inauguración. Presentó un informe y ponderaba entre 10 y 70 millones de euros el coste de la recuperación por la Administración, algo que no fue aceptado. También hizo ver que mucha gente se estaba jugando la cárcel. Luego, en 2012, hubo elecciones en Francia y con el cambio de gobierno voluntad política para alcanzar un acuerdo ante algo que era una chapuza y contrario a los intereses públicos. Con el acuerdo los franceses se han ahorrado 650 millones de euros“, dijo el ponente.

“La solución aquí”, añadió Ayllón, “no es fácil desde el punto de vista judicial, aunque nuestros gobernantes hayan sido unos cretinos. Esto tiene que resolverse políticamente y se resolverá“, expresó Ayllón, que apeló el compromiso adquirido por los políticos para que así suceda en la próxima legislatura porque el tiempo es importante. Las Cortes ya no serán iguales y la Junta sabe que la opinión pública no acepta la situación creada. Además de ser conscientes de que el HUBU es inviable”.

Ayllón Domínguez anunció que la Plataforma se coge unas vacaciones tras “dos años muy laboriosos. A partir de ahora llega el tiempo de la acción política sin renunciar a la calle, a la que volveremos. Sabemos como recuperar el HUBU y lo vamos a recuperar“, sentenció el portavoz de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, que fue presentado por Martín Barrientos, de la Plataforma de Valladolid, a la que también pertenece Ana García, que valoró la actividad desarrollada para restituir la universalidad del sistema de salud y anunció una próximas jornadas de información/formación sobre las Unidades de Gestión Clínica.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Los gestores del nuevo Hospital de Burgos quieren más

El PSOE quiere se anulen los modificados que dispararon el coste del Hospital de Burgos

La Junta incumplió con el Hospital de Burgos, al menos, 7 directivas y 3 tratados europeos

Millonaria transfusión para garantizar una rentabilidad de casi el 7% a las empresas que construyeron el Hospital de Burgos

El PP impide una comisión de investigación sobre el Hospital de Burgos

Los gestores privados del Hospital de Burgos dejan en la calle y sin paro a 62 trabajadoras

El Hospital de Burgos gira nuevas facturas y recupera otras antiguas para cobrar servicios a inmigrantes

Documentos adjuntos:

Comparte este artículo: