Daniel Ortiz, entre los investigados por la trama corrupta Púnica

Comparte este artículo:

El pasado 12 de mayo, dentro de la investigación por la trama de corrupción destapada por la Operación Púnica,  fueron llamados a declarar dos concejales del anterior gobierno del Partido Popular en Móstoles, en concreto, David Sánchez Rey, que fuera concejal de Infraestructuras y Mantenimiento de la Ciudad y Vanesa Martínez Monroy, concejala de Coordinación Estratégica. También prestaron declaración la Directora de Contratación del Ayuntamiento de Móstoles y la Coordinadora de Mantenimiento de la Ciudad.

 

Esta semana la Operación Púnica ha tomado nuevo impulso con la imputación por varios delitos de Lucía Figar, ex Consejera de Educación y de Salvador Victoria, Consejero de Presidencia, ambos de la Comunidad de Madrid, imputaciones que se han saldado, de momento, con la dimisión de los dos como diputados, ya que habían resultado elegidos tras las pasadas elecciones del 24 de mayo.

Tras conocer esta noticia hemos sabido también que entre los investigados por esta trama de corrupción se encuentra Daniel Ortiz, aún Alcalde de Móstoles y cabeza de cartel del Partido Popular en las pasadas elecciones que, además, ha sido elegido diputado autonómico en las listas de Cristina Cifuentes. En Móstoles también habría operado Mario Utrilla, hermano de Alejandro Utrilla, el ex concejal de Medio Ambiente que fue detenido en los primeros momentos del operativo policial contra esta trama del Partido Popular. Mario Utrilla, aún Alcalde en funciones de Sevilla la Nueva, participó supuestamente junto a su hermano Alejandro en el amaño del contrato de Cofely España, operación por la que habrían recibido 240.000 euros de mordida según el auto judicial.

En Móstoles la investigación policial se centra también en Waiter Music, una empresa organizadora de eventos musicales que ha sido utilizada por la trama para enriquecerse inflando hasta un 50% los contratos.

Waiter Music llegó al Ayuntamiento de Móstoles al año justo de ganar el Partido Popular las elecciones de 2003. Desde ese momento y durante diez años ha facturado más de 976.000 euros al municipio. Tal y como publicábamos en octubre del año pasado las facturas de esta empresa se pagaban con suma celeridad, llegando a abonarse el mismo día en que se presentaban, algo totalmente inaudito en el Ayuntamiento de Móstoles.

Comparte este artículo: