La Plataforma con Palestina no olvida la creación del estado de Israel

Comparte este artículo:

Un momento de la concentración.

Un momento de la concentración.

Además de visibilizar la Nakba (desastre) del 15 de mayo de 1948 se denunció el cierre de un centro de salud con el que colabora Sodepaz

últimoCero.Valladolid:: Lunes, 25 de Mayo de 2015 ::

El 67 aniversario  de la Nakba (desastre) que supuso la creación del estado de Israel (15 de mayo de 1948) ha coincidido con el cierre por parte del gobierno sionista  del centro de salud de ‘Health Work Committes’ (HWC), ONG en Jerusalén que presta servicios sanitarios y educativos a 62 escuelas y que cuenta con financiación y cooperación de organizaciones españolas, entre ellas Sodepaz Valladolid. Los dos acontecimientos han sido denunciados hoy con una concentración en la plaza de Fuente Dorada, presidida por una pancarta con el lema ‘Palestina Vencerá’.

El cierre del centro de salud se ha efectuado “en virtud de la ley de Prevención del Terrorismo de 1948”, año de la Nakba y en el mes de la Nakba, fecha de creación del estado de Israel que supuso la expulsión de más del 70% de los palestinos de su tierra y despojó a decenas de miles de sus hogares, recordó Henar Redondo, miembro de la Plataforma Solidaria con Palestina, quien también informó de las últimas adhesiones al BDS, boicot promovido por la RESCOP (Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina), entre ellos de la cantante de ojos de Brujo -suspensión de dos conciertos en Israel- y la exclusión por parte del gobierno brasileño de una empresa de seguridad israelí contratada para las Olimpiadas.

“La Nakba no es un hecho aislado en el tiempo, sino que se repite sistemáticamente. Israel sigue con la campaña de despoblación palestina, expulsión de sus hogares y prohibición de volver a los refugiados a su tierra, lo que ha causado que más de 6 millones de palestinos estén en la diáspora”, dijo Javier Gutiérrez, de Ecologistas en Acción, que leyó un comunicado de denuncia de la creación del estado israelí.

“Israel lleva 67 años”, añadió Gutiérrez, “vulnerando los derechos y libertades fundamentales del pueblo palestino y ha aumentado sus agresiones estos últimos años: Gaza, verano de 2014 más de 2000 personas asesinadas. El pueblo palestino lleva el mismo tiempo luchando en reivindicación de su libertad. Con su lucha resiste a la ocupación ilegal y al sistema de apartheid al que le somete el estado de Israel. Desde la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid os animamos a uniros a la lucha, que condene al estado israelí, al boicot de productos israelíes que están manchados de sangre. Exigimos la vuelta a casa de todos y todas los palestinos y la devolución de las tierras a sus verdaderos dueños”.

Blanca Ortega, de Sodepaz Valladolid, informó a los concentrados de las ayudas que desde Castilla y León se han enviado a la HWC y los pormenores de su cierre por el estado de Israel. “Los policías que irrumpieron en la oficina, confiscaron todos los equipos y entregaron a la directora del programa de salud Escolar y a la asistente administrativa una orden para presentarse en uno de los centros de la inteligencia israelí”, dijo Ortega.

El programa de salud escolar comenzó su trabajo en Jerusalén en 1990, y el programa ofrece servicios de salud y actividades educativas, incluyendo revisiones médicas para la detección preventiva de enfermedades, aulas de medio ambiente y promoción de la salud a través de la educación, además de la puesta en marcha del Programa Nacional de Vacunación palestino, debido a que tanto la Autoridad Nacional Palestina como el Ministerio de Salud palestino no pueden acceder a Jerusalén Este para implementarlo en las escuelas debido a la ocupación israelí.

“HWC ha tomado la responsabilidad de ejercer este papel de manera patriótica y humanitaria, y continúan comprometidos con él”, afirmó Blanca Ortega, que transmitió un llamamiento de la citada oficina a todas las organizaciones nacionales internacionales, humanitarias y de salud para que “tomen una decisión y se posiciones de manera seria y rápida para que las fuerzas de la ocupación israelí revoquen la decisión arbitraria e injusta que afecta a la salud de los estudiantes de Jerusalén Este”.

Margarita García invitó a los presentes a contemplar los dibujos realizados por niños palestinos que habían sido colgados del olivo que se encuentra en la plaza de Fuente Dorada. “Estos dibujos”, dijo, “han sido censurados en Estados Unidos”.

Por último, Henar Redondo recodó el boicot al consumo de productos procedentes de Israel. “En concreto, Mercadona -que acumula méritos más que suficientes para ser boicoteada por su política laboral con sus trabajadores-, sigue ahora vendiendo patatas israelíes, ahora a granel“.

La concentración se disolvió tras corearse los gritos de “Gaza resiste; Palestina vencerá” y “Estado sionista, estado terrorista”, además de ‘vivas’ a la lucha del pueblo palestino.

Comparte este artículo: