La reforma laboral del PP aceleró la bajada de salarios entre los trabajadores precarios

Comparte este artículo:

552bb592e59e5.r_1432310962572.0-5-500-262

Un reciente informe publicado por el gabinete económico de Comisiones Obreras (CCOO) titulado Los efectos de la crisis en los salarios, dibuja la realidad que todos, menos el Gobierno del PP, ven y palpan cada día: en España la devaluaciónsalarial, el aumento de ladesigualdad retributiva y el aumento de la pobreza laboralestán a la orden del día.

Los salarios suponen la mitad de la riqueza generada en España, y lo que viene a poner negro sobre blanco el informe de CCOO es que durante la recesión el salario medio bajó en España en términos reales

Esas son las tres principales consecuencias de la crisis en los salarios y en la vida de los trabajadores. Pero el informe de CCOO va un poco más allá: hace un exhaustivo análisis de la evolución de las retribuciones salariales en los años de la recesión, entre 2008 y 2013, y explica con detalle qué factores han influido en esa negativa evolución.

Los salarios suponen la mitad de la riqueza generada en España, y lo que viene a poner negro sobre blanco el informe de CCOO es que durante la recesión el salario medio bajó en España en términos reales pese a que en la negociación colectiva entre sindicatos y patronal se pactaron subidas moderadas. Es más, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) entre 2008 y 2013 el salario mensual medio aumentó en términos nominales —la cantidad de dinero que percibe el trabajador— un 5,3%, pero cayó en términos reales —contando la inflación— un 3,2%.

Es necesario, sin embargo, separar el trigo de la paja. La bajada de los salarios no ha sido uniforme. CCOO analiza la evolución salarial en dos periodos bien diferenciados: durante el conjunto de la recesión (2008-2013) y entre los años 2012 y 2013, una vez que el PP aprobó la reforma laboral.

CCOO asegura que entre 2008 y 2010 los salarios medios crecieron “tanto en términos nominales como en términos reales, reflejo de las mayores subidas salariales nominales que se arrastraban todavía de los años de crecimiento”.

Pero según avanzaba la recesión, los salarios se fueron amoldando a la situación económica y desde 2009 empezaron a moderar su crecimiento, por lo que, se puede leer en el informe “a partir de 2010 el crecimiento nominal de los salarios se sitúa por debajo de la inflación”.

Entre 2011 y 2013 los salarios perdieron 3,2 puntos de poder adquisitivo.

Así que entre 2011 y 2013 los salarios perdieron 3,2 puntos de poder adquisitivo. Y es que en los años 2012 y 2013, ya con el PP en el poder, el ajuste salarial fue más intenso, aunque como señala el informe, “el recorte del salario medio es relevante, pero moderado: se estanca en términos nominales pero cae en términos reales por la inflación”.

La reforma laboral aprobada en febrero de 2012 contribuyó sin duda a la bajada. Ante el empuje de la crisis, sindicatos, patronal y Gobierno apostaron por la moderación salarial en los acuerdos de negociación colectiva en todos los sectores.

Eso repercutió también en los salarios de entrada al mercado laboral, que también han acusado un efecto a la baja. Conseguir un primer empleo, sobre todo, si uno es joven, conlleva sueldos bajos. Pero, además hay otro factor a tener en cuenta: lo que los economistas llaman “intensificación del factor trabajo”. Esto viene a ser un aumento de la productividad a costa de bajar los salarios. “La crisis ha reducido el empleo en mucha mayor medida que la producción. Ha aumentado la producción por trabajador, lo que implica que se ha intensificado la explotación del trabajador y se ha reducido su participación en el valor generado”.

http://www.publico.es/economia/salarios-curva-infelicidad.html

Comparte este artículo: