Los mineros se encierran para exigir menos “engaños” y más “realidades” a un Gobierno “de gentuza que matará al carbón”

Comparte este artículo:

Desesperados y desamparados ante un suma y sigue de “patadas” de un Gobierno al que advierten de que el minero no se rinde, el minero siempre lucha por el pan de cada día. Y por ello, cuatro delegados sindicales de la Hullera Vasco Leonesa han iniciado este martes entre aplausos de sus compañeros un encierro en el Ayuntamiento de Pola de Gordón para exigir “menos engaños y más verdades”.

Porque es una tomadura de pelo, según han denunciado, que a mediados de mayo el sector siga a la espera de que se publique un mecanismo de compra que tenía que haber entrado en vigor 1 de enero y que pone de manifiesto las intenciones claras del Gobierno de Mariano Rajoy de acabar con la minería del carbón.

“Está claro que quieren acabaron con el sector de manera encubierta dejando que se muera por asfixia, retrasando subvenciones las ayudas y las órdenes ministeriales”, ha lamentado José Ignacio Gutiérrez (UGT ), que en los 17 años que lleva trabajando en la Vasco no recuerda una crisis de este calibre.

A ello se suma el desplante de Industria que desoye las alegaciones de sindicatos y patronal sin concretar en el borrador de la orden ministerial el volumen de tonelaje ni qué eléctricas se van a acoger las subvenciones. “Estamos como al principio con borradores vacíos que son para salvar las elecciones”, lamenta José Ignacio.

Una herramienta que, en cualquier, según ha advertido Miguel Ángel Sánchez, presidente del comité de empresa y uno de los cuatro que este martes se ha encerrado, llegará tarde si el Gobierno cumple y no lo publica en el BOE hasta dentro de dos meses.

“La reunión de este lunes fue una vergüenza porque no valió para nada. No se incluyó ninguna alegación y encima se nos dice que hasta dentro de dos meses no se publicará en el BOE cuando la mayoría de la minería privada cerrará en dos meses. Es una vergüenza que estamos manejados por gentuza”.

Cuatro mineros se encierran en el Ayuntamiento de Pola. (Foto: Campillo)

José Antonio, José Ignacio, Calixto y Miguel Ángel, se encierran en Pola. (Foto: Campillo)

“No vemos futuro”

De ahí que la desesperación y el desazón inunde a la mayoría de estos mineros que han liados las muchas crisis y conflictos en los que se ha visto inmerso el sector de la minería que siempre supo levantarse pero que ahora parece estar condenado a muerte.

“Los últimos cinco años han sido terribles. Siempre había habido problemas a la hora de negociar a algún plan carbón pero siempre hemos logrado llegar a buen puerto. Pero esta vez vemos que se acaba con la minería de manera rápida”, lamenta José Ignacio, que cree que el sector no llegará a final de año y más, en concreto, la Hullera “que arrastra grandes problemas económicos. No vemos un futuro”.

Calixto Baizán, otro de los cuatro mineros encerrados, ha recordado que lo único que piden los trabajadores es mantener el puesto de trabajo y que la cuenca no se muera. “A ver si en Madrid se ilumina alguna bombilla para que miren algo para nosotros”.

No obstante, este minero al igual que el conjunto de sus compañeros, ha asegurado estar más que acostumbrado a las “patadas del Gobierno y a esas promesas sin cumplir. Pero la realidad es que los hechos se dilatan en el tiempo y acaban llegando tarde y de forma chapucera”.

Por ello, José Antonio Álvarez lanzó un llamamiento a los ciudadanos para que salga a la calle a respaldar al sector, que “no pide privilegios”, sino únicamente “mantener el puesto de trabajo y lo que se firmó en aquel momento”.

Promesas, palabras vacías que aprietan pero no ahogan a unos trabajadores que este martes han iniciado una nueva semana de movilizaciones con un encierros en Pola de Gordón, Villablino y en Toreno y que les llevará a protestar ante las diferentes sedes del PP, a las puertas de las térmicas y a un gran marcha nocturna este jueves en la capital. Porque ya advierten, no pararán hasta dotar de futuro al carbón.

Cuatro mineros se encierran en el Ayuntamiento de Pola de Gordón. (Foto: Campillo)

Comparte este artículo: