El vídeo de un testigo permite juzgar a 20 policías por agredir a dos estudiantes en Valencia

Comparte este artículo:

 

en la huelga general del 14-N

El vídeo de un testigo permite juzgar a 20 policías por agredir a dos estudiantes en Valencia

 

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana pretendía sancionar a quien fotografiara a los agentes de la autoridad

VALENCIA. La Primavera Valenciana duró nueve meses, hasta aquél 14 de noviembre de 2012, en el que España se movilizó en una huelga general que se saldó con más detenidos y heridos que durante las manifestaciones de la época de la Transición Democrática.

En Valencia, dos jóvenes participaban en las protestas que se concentraban en la Calle Xàtiva, cuando 20 agentes antidisturbios se les acercaron y “les golpearon sin causa aparente con las porras”. Este es el relato literal de la juez de instrucción de Valencia, al abrir juicio oral por lesiones contra los policías de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que formaban parte del operativo desplegado para asegurar el orden público en distintos puntos de la ciudad, y que ahora confirma desestimando el recurso de los agentes, merced al video aportado por la acusación, en el que se puede identificar a los autores de las lesiones.

Esta es la primera vez en todo el Estado español que un juez abre juicio contra un operativo completo de 20 agentes de la policía antidisturbios por su actuación durante las protestas del 15-M, la huelga del 14-N y la Primavera Valenciana. Hasta el momento se habían ido archivando todas o juzgando algún caso aislado contra algún agente determinado.

La juez confirma así el procesamiento de los 20 agentes, después de que éstos recurrieran la apertura de juicio oral alegando a través de la Abogacía del Estado que “no habían sido identificados”. La defensa explicaba en su esrito que “hasta 20 agentes del CNP (sic) -Cuerpo Nacional de Policía- inegrantes de la III UIP (sic) -Unidad de Intervención Policial- habían prestado declaración como imputados y habían negado los hechos”.

La juez, en su desestimación del recurso, explica que “al contrario que esa parte que considera que no han sido identificados como partícipes” en los hechos, “esta instructora pudo ver junto con los letrados y el señor Secretario el video que uno de los testigos de los chechos había aportado”.

Y, acontinuación, la juez añade en su auto la descripción de las imágenes del vídeo añadiendo que en el video “se puede comprobar cómo algunos agentes golpean a dos personas que estaban paradas en la puerta de Las Añadas de España” e insiste en que “algunos de esos agentes son perfectamente reconocibles pese a llevar un casco y pese a que ellos mismos han negado haber sido los que golpearon”.

Los policías que formaban parte de este dispositivo también se han negado a declarar a durante los tres años de instrucción a las preguntas del abogado de la acusación, Ricardo Cano Zamorano -presidente de la Asociación para la Defensa de las Libertades y Derechos Sociales y Civiles-.

La juez, no obstante, estima el recurso del fiscal, en el sentido en que las lesiones serían constitutivas de una falta y no de un delito atendiendo a la gravedad establecida en su informe por el médico forense.

LEY MORDAZA

Este juicio se celebrará gracias a las imágenes filmadas por un testigo con su teléfono móvil durante la intervención policial. La Ley de Seguridad Ciudadana aprobada por el Gobierno en marzo, con los votos en contra de toda la oposición, pretendía en su anteproyecto sancionar la toma de fotografías o videos de los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Las protestas de todos los agentes jurídicos y sociales ante la llamada Ley Mordaza, obligó al Gobierno a suavizarla. En su articulado, sólo seran sancionable la toma de imágenes de los agentes cuando esté en peligro su seguidad, la de las instalaciones policiales o el éxito de una operación.

Los hechos que se juzgarán en Valencia ocurrieron el 14 de noviembre de 2012, el día de la huelga general. Durante todo el día se habían sucedido movilizaciones, en su mayoría protagonizadas por los estudiantes, que desde febrero de 2012 habían tomado la iniciativa contra los recortes del Gobierno para hacer frente a la crisis financiera. A primera hora de la mañana ya se habían formado piquetes en los campus universitarios de Tarongers y Blasco Ibáñez, que se habían saldado con seis jóvenes detenidos por cortar el tráfico y un agente herido.

Los ánimos estaban caldeados y los estudiantes se dirigieron a última hora de la mañana hacia la Jefatura Superior de Policía, concentrándose medio millar de personas en la confluencia de las calles Xàtiva, San Agustín y Jesús. Poco antes de las dos de la tarde ya se había desplegado un dispositivo de tres furgones policiales con entre seis y siete agentes antidisturbios en su interior.

A la puerta de la tienda Las Añadas de España se encontraban dos jóvenes, un chico y una chica, que presenciaban la protesta sobre la acera, cuando un grupo de policías se dirigió contra ellos, golpeándoles con las porras sin ni siquiera identificarles.

Comparte este artículo: