Trabajadores y usuarios de las instalaciones deportivas del Campus se manifiestan al grito de “No al cierre, sí al deporte”

Comparte este artículo:
15

La recogida de firmas fue permanente durante toda la mañana (N.M)

20150506_005

20150506_006

‘Hechos, no, palabras’, ‘No al cierre’ o ‘El servicio público es de todos’ fueron los principales lemas que abanderaron este miércoles en la céntrica plaza Lazúrtegui más de un centenar de personas para evitar el cierre de las instalaciones deportivas universitarias cubiertas (ubicadas frente al Plantío) y las descubiertas (campo de fútbol de Santa Marta).

Trabajadores y usuarios de los espacios deportivos se instalaron al principio de la Avenida de España para recoger firmas y reivindicar el derecho a seguir manteniendo activas estas instalaciones después del 30 de junio, fecha prevista para el cierre de las mismas. Esta marcha llega después de haberse hecho pública la extinción del consorcio entre la ULE y el Ayuntamiento de Ponferrada, que hasta finales de 2014 se encargaba de sufragar los gastos tanto de las piscinas como del campo de fútbol, y echada por tierra (debido al voto en contra de PP y PSOE) la posibilidad de crear un convenio que permitiese sacar a concurso la gestión directa de los espacios.

El jefe de servicios deportivos Clece S.A., Óscar López Castro, declaró que “ni los empleados ni los usuarios estamos dispuestos a permitir esta injusticia”. Recordó que a ambos lugares asisten a diario cientos de personas por motivos de salud, ocio o rendimiento deportivo y, actualmente, están en plantilla 16 personas”, ocho de ellas fijas y otras ocho con contratos fijos-discontinuos o por servicio y/o obra. Además, López destacó que llevan soportando esta situación de incertidumbre desde el pasado mes de agosto y que el presidente del Club Santa Marta ya “ha tenido que despedir a dos empleados”. Por ello, el jefe de servicio insistió en que van a intentar evitar por todos los medios “que ocurra lo mismo o que produzca la subrogación de los actuales trabajadores”.

Mientras en un segundo plano una de las manifestantes protagonizaba un parlamento con altavoz en mano dirigido a los políticos y a su “mala gestión”, Óscar López añadió que no hay prevista ninguna reunión entre los trabajadores y equipo de Gobierno o representantes de otras entidades, “pero ayer hablamos con el edil de deportes, Sergio Gallardo, para conocer los plazos establecidos y las posibilidades que se barajan para que no se produzca el cierre de las instalaciones”. Bien es cierto que, ante la negativa en pleno extraordinario de crear un convenio en el que se reconociese la cesión de los espacios al Ayuntamiento, Gallardo les transmitió que la institución estaba ‘maniatada’ para poder llevar a cabo nuevas actuaciones.

“Fuera, fuera, fuera”

Por su parte, el actual concejal de Deportes de Ponferrada también quiso solidarizarse con los empleados y usuarios y acudió a la concentración de esta mañana, pero el recibimiento no fue el esperado. A pesar de que pidió “cordura”a la gente para seguir luchando por el mantenimiento de estas instalaciones y aseguró que ya se ha reunido en varias ocasiones con empleados, con el club y con la ULE, varios marchantes le increparon llamándole “mentiroso” de manera reiterada. Gallardo intentó entablar una conversación con una de las mujeres que le culpó de esta situación para explicarle su postura y su intención de “seguir luchando para solucionar un problema que han generado otros”, pero acabó yéndose para evitar el malestar de los allí presentes.

También quiso intervenir el presidente del Club Santa Marta, José Antonio González, que solicitó ayuda “para que los 200 niños que entrenan en el campo descubierto puedan seguir haciéndolo después de que se acabe la temporada”, plazo límite en el que podrá utilizar la instalación “si no se encuentra una solución”.

En la manifestación también se pudieron ver otras caras conocidas del ámbito político y sindical.

20150506_004

20150506_007

portada 555

8

Comparte este artículo: