Homenaje a los ex-presos del Penal de Burgos

Comparte este artículo:


Por Burgos Dijital

Eugenio Cordero, Helios Salas, José Martín, Ricardo Metola, Lucio de la Nava y Luis Berlinches, son un grupo de ex-presos del franquismo que padecieron la cárcel en el Penal de Burgos. Hoy, 6 de mayo, tenían una cita en el monumento de los represaliados del autor Alejo Otero Besteiro, también ex-preso, (el cual tuvieron el honor de inaugurar), para colocar un ramo de flores y un año más  rendir homenaje a los presos y presas, represaliados y represaliadas del franquismo.

El homenaje comenzó con unas palabras del artista burgalés Juan Vallejo, recordando a todas aquellas personas que fueron apresadas y torturadas, a todas aquellas personas que vieron  cómo salían los camiones cargados de presos hacia el monte de Estépar, o La Pedraja o Hendaya, Quienes habían confiado un recado, un mensaje escrito en un papel hecho un rodillo oculto entre las ropas, “se lo das a mi padre cuando le veas”, “a mi mujer ” o  “dáselo por favor a mis hijos…si los ves”. Mensajes que nunca llegaron a su destino.
Continuó Juan Vallejo: este país sigue haciendo sufrir a sus gentes, con los recortes en sanidad y cultura, la precariedad laboral, la pobreza y la falta de vivienda….

Se ha guardado un minuto de silencio por Francisca Román Aguilera (Paquita), Miguel Núñez, Gervasio    (presidente de la asociación de ex-presos), Gregorio Ortíz, Cesáreo, Leopoldo, fallecidas recientemente, como otras tantas personas que han muerto y nunca han comparecido, e igualmente lucharon por la libertad y los Derechos Humanos.

Luis Berlinches, visiblemente emocionado

Una poesía escrita por Helios Salas ha continuado con el recuerdo,
” Es la quietud y el silencio más claro que las palabras de las muchas voces calladas de compañeros y camaradas,

eran fríos y sórdidos los calabozos de los vetustos y viejos penales con gruesas puertas y rejas adornadas con gruesos candados.
Este era el cruel escenario de cientos de vidas truncadas, de miles de ilusiones rotas y de sueños jamás logrados…”

Para continuar con
“...a este ágora venimos para comprobar que el reloj no se ha parado que nos informa del siguiente segundo para la esperanza, esperanza para todos, para tí María que lloras por los hijos secuestrados, para tí José que roja tienes la mirada por la sangre de tus padresesparcida por el suelo, Manuela, Antonio, libertad, compañera, camarada…”


Ha sido un homenaje muy emotivo, Luis Berlinches, con 90 años, entró en la prisión con 19 años,  visiblemente emocionado ha dicho “podríamos hablar de muchas torturas que padecimos, pero vamos a recordar a los que se han ido…”.
Miembros de la Coordinadora de la Memoria Histórica de Burgos han recordado a Pedro Barcina Martínez, teniente del ejército republicano, quien estuvo en la cárcel de Zaragoza y después en Burgos durante 6 años.
La biznieta del socialista Luis Labín, entonces diputado en Madrid, ha recordado a Marina, hija de Luis, que con 17 años fue encerrada 3 años en la cárcel de Santa Águeda.

Aquella tarde-noche del golpe de Estado fueron a apresar a Luis Labín y al no encontrarle en casa encarcelaron a sus tres hijas.
Posteriormente los cuñados y hermanos de Marina fueron encarcelados en septiembre de 1936 en el Penal de Burgos, y en las primeras “sacas” que realizaron fueron conducidos al monte de Estépar donde el verano pasado estuvo colaborando en la exhumación de las fosas.


El homenaje finalizó con unas palabras de recuerdo a las mujeres, cuando “Queipo del Llano, en un mensaje siniestro del 18 de julio les dijo a sus moros en Sevilla, que sepan las mujeres de los rojos lo que es un hombre, y a partir de ahí no cesaron por todo el país de asesinar y violar mujeres, no solo perseguidas por ideas políticas, trataban de amedrentarlas…”.Alguna de esas mujeres se encontraba hoy en el homenaje.

Comparte este artículo: