Todos los Centros de Salud de Castilla y León parados por problemas informáticos

Comparte este artículo:

 

Ver también:Colapso en Atención Primaria por la caída del “inservible” programa Medora

 

Por Sanidad Publica SI Burgos

Durante la mañana de hoy, miércoles día 6 de mayo, todos los Centros de Salud de Castilla y León han estado parados, sin poder atender a los pacientes a causa de una avería en el sistema informático MEDORA.


Ese programa informático que se puso en marcha hace nueve años nunca ha funcionado de forma fiable. Los fallos, las desconexiones, los días de varias horas sin servicio, se han sucedido sin interrupción desde entonces.
La situación ha sido denunciada por asociaciones y grupos diversos en numerosas ocasiones. Siempre se ha negado desde la Consejería que existiera un problema.
Hoy la situación se ha hecho límite y los centros no han podido trabajar.

Nos consta que, en la mayoría, se han hecho concentraciones de protesta de los trabajadores, secundadas por pacientes.

Sin la herramienta que supone la historia clínica, es imposible realizar las funciones propias de la Atención Primaria.

Desde aquí, exigimos que se esclarezca la situación de MEDORA . Que se explique qué está pasando y se resuelva con eficacia y prontitud.



Por SATSE

Los profesionales se concentran espontáneamente en la puerta de los centros hoy ante la caída del sistema

El Sindicato de Enfermería viene denunciando los problemas del Medora desde que se puso en marcha y que se suman a los recortes que ha sufrido el colectivo enfermero, que padece un nuevo incumplimiento del consejero de Sanidad, ya que el programa no ha integrado aún el módulo de Cuidados de Enfermería que registre su trabajo.
El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León denuncia los continuos fallos del sistema informático de la Historia Clínica del Paciente, el programa Medora, en la Atención Primaria de la Comunidad, al tiempo que critica que no se haya incluido en el mismo el módulo de Cuidados de Enfermería que refleje el trabajo que realizan los profesionales enfermeros.
En el día de hoy, un fallo técnico ha dejado inutilizado el programa Medora en los centros de salud de la Comunidad y no se puede registrar la actividad en esos centros, lo que tiene consecuencias graves para la asistencia y el trabajo de los profesionales sanitarios, que se ven obligados a reflejar su trabajo a mano y a que cuando funcione, tengan que volver a volcar la información en el programa.
Esto se suma, además, a la sobrecarga de trabajo que han venido acumulando profesionales como los de Enfermería de Atención Primaria en la Comunidad debido a que no se sustituye a los compañeros ausentes. Ahora, lo que le faltaba a las y los enfermeros es tener que acumular aún más trabajo por este fallo informático.
Como ha venido denunciando SATSE en reiteradas ocasiones, el problema es que la Consejería de Sanidad no tiene problema en externalizar determinadas actuaciones y sin embargo, este programa es de fabricación “casera”, de la propia Junta, por lo que en numerosas ocasiones genera problemas por ser incompatible con otros sistemas informáticos externos. Aún así, aunque es un programa que falla desde el inicio y pese a los problemas e incidencias que viene acumulando su uso, la Consejería se ha empeñado en seguir adelante con el Medora.
Además, SATSE denuncia un nuevo incumplimiento de la Consejería de Sanidad respecto a los compromisos adquiridos con la Enfermería, ya que se comprometió a que en el mes de mayo estaría integrado en el mismo el módulo de Registro de los Cuidados de Enfermería en la Historia Clínica del Paciente de Atención Primaria. Esto no ha sucedido y las enfermeras tienen que seguir padeciendo que no se vea reflejado el trabajo que diariamente realizan con los pacientes a los que atienden en los centros de salud.
SATSE critica que estas incidencias y la situación descrita contrasta con las declaraciones del consejero de Sanidad, que parece obviar los problemas que profesionales sanitarios como los enfermeros tienen a diario y que señala que sus demandas son por decisiones tomadas a nivel estatal, cuando estas cuestiones competen y atañen completamente a la gestión y a las decisiones tomadas por su departamento.
La enfermería de Castilla y León, como viene denunciando SATSE, está afectada por numerosos recortes y una precarización de sus condiciones laborales y profesionales que está generando estrés y sobrecarga de trabajo sin que exista un mínimo reconocimiento de su trabajo por parte de la Consejería, como se demuestra en situaciones como la de la Historia Clínica y el Medora.

Comparte este artículo: