Colapso en Atención Primaria por la caída del “inservible” programa Medora

Comparte este artículo:

 

Médicos a las puertas de los centros de Salud de Gamazo y Casa del Barco, esta mañana.

Médicos a las puertas de los centros de Salud de Gamazo y Casa del Barco, esta mañana.

Los médicos salen a las puertas de los centros de salud por la imposibilidad de pasar consulta

últimoCero.Valladolid:: Miércoles, 06 de Mayo de 2015 ::

La atención primaria en los centros de salud de Valladolid (y otras provincias de Castilla y León) está colapsada. El cuestionado programa Medora que utilizan los facultativos para ver historiales y poder prescribir hoy se ha caído y durante toda la mañana ha hecho imposible que se pasara consulta.

La indignación entre los profesionales ha provocado que médicos, enfermeras y personal administrativo, hartos de esta situación, hayan protagonizado una improvisada protesta a las puertas de los centros de salud.

Este es el caso de los centros de Huerta del Rey, Arturo Eyríes, Gamazo y Casa del Barco, Delicias o Plaza del Ejército, así como algunos otros de Palencia.

Profesionales a las puertas del cenytro de salud de Plaza del Ejército.

“Cuando he llegado a la consulta esta mañana he podido entrar en el sistema, pero iba lentísimo. Se tardaban más de 15 minutos en poder prescribir. A estas horas ya no me deja ni entrar”, ha relatado a últimoCero uno de los médicos que han protagonizado la protesta sin ocultar su hartazgo e indignación.

Los problemas de operatividad del sistema Medora no son nuevos. Distintos responsables de centros de salud han trasladado a la Gerencia de Salud sus quejas por el mal funcionamiento de un sistema “que sólo parchean y nunca ha acabado de funcionar correctamente”.

El propio presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, Antonio Otero, uno de los facultativos que hoy se ha visto afectado por la caída del sistema y que no ha podido pasar consulta ha “lamentado las deficiencias de un sistema que, pese ha haber sido denunciadas reiteradamente, no han tenido solución”. “El problema no sólo no se resuelve sino que va a peor. Hoy ya ha sido la gota que colma el vaso: directamente no funciona”, asegura Otero convencido de que el alcance de este problema sin solucionar es ya lo suficientemente grave “como para que alguno de los dirigentes sanitarios hubiera asumido sus responsabilidades”.

Facultativos y personal médicos a las puertas del centro de salud de Arturo Eyríes.

El descontento de los médicos con esta aplicación se remonta prácticamente a su puesta en marcha. Sin embargo, las protestas y quejas han arreciado en los últimos meses con el intento fallido de instaurar las historias clínicas únicas y, más recientemente, la inclusión en el programa de un módulo de prescripción de forma experimental en determinadas zonas de salud que nunca ha llegado a funcionar correctamente.

Ya en abril del año pasado, el propio director general de Planificación e Innovación de la Consejería de Sanidad, Rafael Sánchez, reconocía los problemas que estaba ocasionando la implantación de esta nueva versión del programa (la IV), que se une a la migración de los servidores de datos y que en esas fechas todavía no había concluido.

“Hay que entender que este es un salto tecnológico complejo y, como ocurre en la vida real, la casa está desordenada mientras duran las obras”, afirmó entonces Sánchez, tratando de restar importancia a lo que distintos médicos califican como un auténtico “calvario”.

Un calvario que hoy se ha traducido en el colapso de la atención médica de atención primaria en no pocos centros de salud de Valladolid y el resto de provincias de la Comunidad.

Respuesta de la  Gerencia Regional de Salud

La Gerencia Regional de Salud ha difundido un comunicado en el que pide “disculpas a los usuarios y a los profesionales de Sacyl por los fallos que está registrando en la mañana de hoy el programa Medora y los consiguientes trastornos que ocasiona”.

“El pasado lunes se instaló una nueva versión del programa para la adaptación al proyecto de receta electrónica, y ayer, martes, funcionó con normalidad”, indican como disculpa.

“Desde la Consejería de Sanidad se está trabajando intensamente para solventarlo, de manera que los profesionales puedan seguir desarrollando su actividad sin incidencias. Además, técnicos de las empresas Oracle, Tevlent y Microsoft están en estos momentos analizando la situación y tratando de lograr una solución lo antes posible“, señalan, reconociendo que el problema afecta a toda la Comunidad y que aún no se ha resuelto.

Noticias relacionadas:

El programa informático Medora sigue saboteando a diario el trabajo de los médicos

Descontento generalizado entre los médicos por el mal funcionamiento del programa Medora

Comparte este artículo: