Piden 3 años de cárcel a los 4 primeros acusados por los disturbios de Gamonal

Comparte este artículo:

Los adultos detenidos por su participación en los disturbios de Gamonal en enero de 2014 para impedir la construcción del bulevar de la calle Vitoria podrían ingresar en prisión. Así se desprende de las penas que solicita la Fiscalía para los cuatro primeros encausados contra los que el Ministerio Público ejerce la acusación. Cada uno de ellos se enfrenta a tres años de prisión por ser presuntos autores de un delito de desórdenes públicos (18 meses de cárcel) y de otro de atentado (otros 18 meses). Además están imputados por una falta de lesiones por las heridas causadas a un agente de la Policía Nacional. Por este ilícito el fiscal solicita un multa de 720 euros.
Estas cuatro personas, de iniciales A.S.G., K.R.R., O.I.C. y S.D.C., fueron arrestadas el día 13 de enero, el cuarto día de desórdenes y la tercera jornada en que se produjeron detenciones. Todavía hay otros 31 mayores de 18 años pendientes de saber si serán enjuiciados o no por su implicación en esos hechos. De los 13 menores de edad imputados hay que recordar que 10 fueron absueltos, dos condenados a medidas de permanencia en domicilio familiar y el caso del decimotercero fue resuelto de forma extrajudicial.
Los incidentes de aquel día comenzaron con la manifestación no comunicada que llevó a unos 2.000 ciudadanos hasta la Comisaría de Burgos para exigir la liberación de los detenidos en las jornadas anteriores. Después, se produjo una concentración -tampoco autorizada- en la calle Vitoria, en el cruce con San Bruno. Sobre las 21,50 horas varios grupos de encapuchados comenzaron a desgajarse del núcleo principal. Fue en ese momento cuando prendieron fuego a la caseta de obra situada frente a la Floristería Castilla, que sufrió daños, si bien su aseguradora no reclamó por ellos. Igual que la UTE constructora tampoco ha solicitado compensación por la caseta.
A las 22 horas un grupo de encapuchados comenzó a arrojar piedras sobre unos policías nacionales que intentaban detener los disturbios en Severo Ochoa. Una de ellas alcanzó a un agente en el muslo y le provocó heridas de las que curó en tres días.  El resto de funcionarios persiguió al grupo hasta el portal 2 de esa calle. Los apresaron en el séptimo piso. Llevaban piedras, guantes y pañuelos para taparse el rostro.
Es por estos hechos por los que esos cuatro ciudadanos están acusados de atentado y desórdenes públicos. El juicio todavía está pendiente de fecha. En esa misma jornada, la del 13, otro grupo apedreó la sucursal del Banco Santander, pero la entidad no reclamó daños. Fue herido otro agente, pero el autor de la agresión no fue identificado, según el escrito de la Fiscalía. El Ministerio Público exige a los cuatro imputados una indemnización de 900 euros para el Ayuntamiento por los daños de esa noche.
La jornada del día 13 fue en la que se produjeron menos detenciones, seis en total. La del 11 se saldó con 23 arrestos; la del 10 -la del inicio de los disturbios- terminó con 17 y el domingo 12 no hubo ningún apresamiento.

Comparte este artículo: